CÓRDOBA (XX VIAJE PRIMOS)

Viernes 3 de Junio, 2016
Como todos los años cada cual viaja por su cuenta. Este año somos muy pocos, catorce, pero bien avenidos. Algunos han viajado en AVE y otros (como nosotros) en coche.

Folleto Alioli's Trips
Nosotros salimos de Madrid sobre las 14.00 y llegamos aproximadamente a las 18.00h. Hacemos el check in y nos quedamos tranquilamente en la habitación deshaciendo equipaje y descansando del viaje.
Tenemos muchísima suerte porque la temperatura en Córdoba es muy agradable 23º y parece que se va a mantener así todo el Fin de Semana; otra cosa hubiera resultado insoportable dadas las temperaturas que se alcanzan en Córdoba en verano.
Tras deshacer equipaje bajamos a recepción y en una terracita que tiene el hotel a la entrada nos encontramos con el resto del grupo.
El hotel está en las afueras de Córdoba ya que los hoteles del centro resultaban caros para este viaje que siempre lo organiza alioli's trips en plan económico. Al final este resultaba más barato incluso teniendo que coger algunos taxis para desplazarnos al centro. Estamos alojados en el Hotel "Eurostars Las Adelfas" que está en el precioso barrio residencial el brillante donde se ven unas casas fantásticas.
Piscina Hotel Eurostar Las Adelfas
Después de estar un ratito en la terraza tomando algo, pedimos unos taxis y nos vamos al lugar de la cena de hoy que está en una zona peatonal y resulta harto complicado llegar, sobre todo los que hemos cogido el coche.  No se puede circular por ninguna parte y se nos hace casi imposible llegar hasta que, del restaurante, nos dicen que podemos entrar con el coche y ellos se encargan de comunicar al Ayuntamiento que ese vehículo pasó a la zona peatonal porque se dirigía a su establecimiento; ¡¡¡menos mal porque fue horrible las vueltas que dimos!!!.
Finalmente llegamos a "Bodegas Campos" donde tenemos un menú acordado con ellos del que se ha ocupado Alioli's Trips por supuesto. El menú no es barato (Córdoba es una ciudad 100% turística y esto se refleja en sus precios) pero al menos la relación calidad-precio es justa. Cenamos de maravilla en una mesa redonda en un reservado.  Bodegas Campos, si no lo conocéis merece la pena. Abrieron sus puertas en el año 1908, dedicándose a la   crianza de vinos de los pagos de Montilla y Moriles. Tras una laboriosa andadura, son hoy un referente gastronómico y cultural de la ciudad, caracterizado por su defensa de las tradiciones populares. Abierto al público desde el año 1964, está formado por un
Menú de la cena
interesante conjunto de antiguas casas y patios cordobeses de diversas épocas, conservados con el cariño y sencillez que son el emblema de la Casa. Tiene una bodega antigua que bien merece una visita también.
Bodega de "Bodegas Campos"

Tras la cena, donde nos pusimos al día sin parar de rajar, nos vamos a tomar una copa a "Sojo Fusión" sitio de copas muy cercano al restaurante, pegado al río, en la Ribera.
Llegamos al hotel a las 04.00 aunque, algunos que se cogieron un taxi antes de la decisión de ir de copas, llegaron antes; no se enteraron que el plan seguía...
Al día siguiente nos acusaron de querer darles esquinazo, metiéndolos en un taxi jijijiji  ¿Sería cierto?...


Sábado 4 de Junio, 2016
Siguiendo el programa al pie de la letra bajamos a desayunar a la hora estipulada a pesar de la poca dormida. El buffet es muy completo. Es una pena que no haya una terraza donde desayunar y el comedor esté en una planta sótano. En las fotos vimos una terraza junto a la piscina donde creíamos que servían el desayuno, pero no. El tostador hay que quemarlo y comprar uno nuevo. Ni metiendo el pan 4 veces, sale tostado.
Después del desayuno pedimos unos taxis que nos acercan al centro.
Pza. de la Corredera

Los taxis nos dejan en la Pza de la Corredera. El lugar donde hoy se encuentra esta plaza se cree que en su día ocupó parte del Circo Romano. Las intervenciones arqueológicas han rescatado, de esta época, unos fabulosos mosaicos, expuestos en el Alcázar que veremos mas tarde. 
Museo Julio Romero de Torres
Seguimos an-dando (insisto en mencionar la suerte con la temperatura) y pasamos por el Museo Julio Romero de Torres
 al que finalmente no entramos, pero sí hicimos alguna foto en el patio interior que tiene la casa que es una maravilla. A unos pasos del Museo se encuentra la Pza. del Potro, situada en el barrio de la Ajerquía, debe su nombre a la fuente renacentista que la preside, cuyo principal elemento decorativo es la figura de un potro.
Pza del Potro y posada
Tradicionalmente fue lugar de compra-venta de ganado y de actividades artesanales, tal y como demuestra la posada que se encuentra en la misma plaza.

Continuamos callejando hacia nuestro destino final que es el Alcázar. Vamos paseando por la Ribera, paralelos al Guadalquivir. Cada calle y callejuela de esta ciudad esconde un rincón maravilloso lleno de color por los balcones cuajados de flores sobre el encalado de las paredes. Pasamos por delante del Puente Romano (clásica vista de postal de Córdoba) y por la espalda de la Mezquita-Catedral y llegamos al Alcázar de los Reyes Cristianos, donde la visita es por libre.
Balcones y puente
Aquí no había cogido ningún guía porque sino se alargan mucho las visitas y esta bella ciudad tiene mucho que ver.
Puente Romano
Fortaleza y palacio de sólidos muros, encierra en su interior gran parte de la evolución arquitectónica de Córdoba.
Restos romanos y visigodos conviven con los de origen árabe en el majestuoso solar.
Empezamos la visita por los jardines que -al igual que en la Alhambra- todo gira en torno al agua, los canales de riego, etc. Los jardines del Alcázar ocupan actualmente parte del histórico de las antiguas Huertas del Alcázar, limitadas por los distintos lienzos de las murallas, eran abastecidas por aguas procedentes del río y de la sierra a través de conduccionesDespués de los jardines pasamos al interior donde se visitan los baños, las torres, los salones, y los fabulosos mosaicos que se encontraron en la Plaza de la Corredera como ya conté más arriba.
Alcázar y mosaicos
Es una maravillosa edificación árabe de las que no quedan en el mundo tan fantásticamente cuidada y conservada.
Después de la visita del Alcázar nos dirigimos hacia el restaurante de la comida paseando las callejuelas encaladas. Nos paramos a tomar un aperitivo en una terracita que nos costó encontrar en el barrio de la Judería. El hecho de que Córdoba sea una ciudad tan turística hace que los horarios sean para extranjeros (es la 1 de la tarde) y no nos dejen sentarnos en ningún sitio porque están todas las terrazas montadas para comer. Finalmente nos sentamos en un sitio a tomar unos calamares con una cerveza y a hacer tiempo hasta nuestra comida que es a las 15.00h. Descansamos, pagamos y nos vamos hacia "El churrasco" donde hoy tenemos un riquísimo menú cerrado por Alioli's Trips. La mesa la tenemos en el patio del limonero que tiene un limonero a pesar de ser un patio cerrado. El churrasco es un clásico de Córdoba que se caracteriza por sus carnes y rabo de toro. En esta ocasión me decepcionó; lo recordaba mejor. El rabo de toro que cocinamos en casa le da mil vueltas.
callejeando
Después de comer, tiempo libre para que cada cual haga lo que quiera; hay algunos que vuelven a visitar el Museo y otros que nos vamos al hotel a echarnos una siesta.
Restaurante "El Churrasco"
Quedamos en la terraza del hotel a las 20.30 porque tenemos la visita guiada de los patios de Córdoba. Hemos quedado con el guía en la Iglesia de San Lorenzo. En este barrio están los patios que vamos a visitar. Ésta Es una de las denominadas iglesias fernandinas que se encuentra en Córdoba, en el barrio de San Lorenzo al cual da nombre. Fundada sobre una antigua mezquita que reemplazó una iglesia visigótica más antigua.
Iglesia de San Lorenzo
La iglesia, fue construida durante la segunda mitad del siglo XIII. Tiene un rosetón labrado maravilloso. Comenzamos a andar detrás del guía que nos lleva al primer patio. No sé si sabéis que son casas particulares, motivo por el que sólo se pueden visitar con un guía. Desde el año 1921 el Consorcio de Turismo de la ciudad organiza durante la primera quincena de Mayo un concurso de Patiosen el que los propietarios de estos engalanan sus viviendas con ahínco para conseguir el prestigioso galardón ofertado por el consistorio. 
Patios de Córdoba
Tuvimos la suerte de visitarlos en Junio que todavía se pueden visitar floridos y hermosos. Se han incluido en la lista de "Patrimonio cultural inmaterial de la humanidad" por la UNESCO. A pesar de haber estado en Córdoba varias veces nunca había visitado los patios.
Virgen y artilugio inventado para regar
Pza. de San Agustín
Qué belleza, qué frescor, qué colorido. ¡Me ha encantado!. Seguimos y entramos en otro patio que tiene la curiosidad de incluir un altar con una virgen y su correspondiente fuente con su palo con cubo en el extremo para regar. Visitamos un tercer patio que no merece tanto la pena. Hay patios en muchos barrios distintos de Córdoba y tantos barrios como patios y guías y visitas distintas. Tras la visita de 1 hora y media de duración, nos encaminamos al sitio de la cena que está en la orilla del río. Unos van andando y otros en taxi. El restaurante de la cena es a la carta en un sitio de tapas muy agradable "La Tinaja". Estamos en una terraza donde incluso pasamos frío los que no llevábamos chaqueta. Seguimos teniendo gran suerte con las temperaturas. Hemos empezado a cenar a las 23.00 y terminamos tarde, así que cogemos los taxis y de regreso al hotel. Hoy no hay copa. A dormir.





Domingo 5 de Junio, 2016
Exterior de la Mezquita
Desayunamos todos juntitos y nos vamos ya con los coches hacia la Catedral ya que tenemos la visita privada guiada a las 11.00h. Metemos el coche en el parking de la catedral y llegamos a la puerta del Patio de los Naranjos donde nos está esperando nuestro guía. ¿qué queréis que os diga de la Mezquita-Catedral que no esté dicho ya? Que, entres las veces que entres, a lo largo de una vida, te impacta, te sorprende, te abruma tanta belleza. No hay monumento igual en el mundo bajo mi punto de vista, ni mezquita semejante en el mundo árabe. Cuanto más viajas por el mundo más te das cuenta de las joyas que tenemos en España. Se empezó a construir como mezquita en el año 785, con la apropiación y reutilización de los materiales de la basílica hispano-romana de San Vicente Mártir, que se hallaba en su lugar, por los conquistadores musulmanes.
Interior de la Mezquita
El edificio resul-tante fue objeto de ampliaciones du-rante el Emirato de Córdoba y el Califato de Cór-doba. Con 23.400 metros cuadrados, fue la segunda mezquita más grande del mundo en superficie, por detrás de la Mezquita de La Meca, siendo sólo alcanzada posteriormente por la Mezquita Azul (Estambul, 1588). Una de sus principales características es que su muro de la qibla no fue orientado hacia La Meca, sino 51º grados más hacia el sur, algo habitual en las mezquitas de al-Ándalus. En 1238, tras la Reconquista cristiana de la ciudad, se llevó a cabo su consagración como catedral de la diócesis con la ordenación episcopal de su primer obispo, Lope de Fitero. El edificio alberga el cabildo catedralicio de la Diócesis de Córdoba, estando prohibido cualquier culto colectivo o rezo organizado no católico. En 1523, bajo la dirección de los arquitectos Hernán Ruiz, el Viejo y su hijo, se construyó su basílica cruciforme renacentista de estilo plateresco. Hoy todo el conjunto constituye el monumento más importante de Córdoba, y también de toda la arquitectura andalusí, junto con la Alhambra, así como el más emblemático del arte omeya hispanomusulmán.
Interior de la mezquita y la Catedral
Declarada como Bien de interés cultural y Patrimonio Cultural de la Humanidad como parte del centro histórico de la ciudad, se incluyó por el público entre los 12 Tesoros de España en 2007 y fue premiada como el mejor sitio de interés turístico de Europa y sexto del mundo; con razón te deja extasiado nada más entrar. 

Después de la visita a la catedral nos vamos paseando el barrio de la Judería, pasando por la calleja de las flores, hacia la Sinagoga donde hay un poco de cola porque sólo entran grupos de 50 personas.

La Sinagoga de Córdoba es un templo hebreo localizado en la calle Judíos de la Judería. Es la única sinagoga existente en Andalucía y una de las únicas tres que se conservan en España de esa época, junto a la Sinagoga del Tránsito y la de Santa María la Blanca.   
      
Después de la visita sin guía de la Sinagoga nos sentamos a tomar algo. Parte del grupo ya se ha marchado porque cogen un AVE pronto. Los demás "aperitiveamos" y después regresamos al parking a coger nuestros coches para emprender el camino de vuelta a Madrid.
Sinagoga

Este año, a pesar de que Alioli's Trips tenía reservado el restaurante para comer por el camino como es habitual, no ha sido factible ya que el grupo se dispersó por el regreso en tren de algunos. Sin más dilación termina aquí el post del XX VIAJE PRIMOS a Córdoba de este año 2016.
Creo que ha resultado ser otro éxito de Alioli's Trips no tanto por la afluencia de gente sino por el destino que ha ofrecido tanto.





¡HASTA EL AÑO QUE VIENE!

Aquí el reportaje del viaje


     

CAPITALES BÁLTICAS: Vilna, Riga y Tallin

1ª ETAPA: VILNIUS/VILNA
Día 13 de Mayo 2016
¡¡¡Gran madrugón!!! el vuelo sale a las 07.15h. Nos vemos en el aeropuerto con las otras 3 personas que nos acompañan este año a las capitales Bálticas, nuestros amigos con los que viajamos siempre el puente de Mayo fuera de España.
Son 4 horas de vuelo directo con Ryanair. No así la vuelta que fue con escala.
Llegamos al aeropuerto de Vilna (Vilnius en Lituano) (aquí es 1 hora más) sin ningún incidente y nos acercamos a recoger el coche de alquiler. Decidimos coger el GPS a pesar de que es caro, pero no cogemos seguros adicionales. Cuando ya estamos en el parking subidos en el coche, recuerdo que google maps funciona sin wifi y decidimos devolver el GPS. Introducimos la dirección del hotel y nos lleva de maravilla la bolita azul hasta la puerta del hotel. Llegada a la ciudad y al "Hotel Narutis".
Hotel Narutis (Vilna)
El hotel está muy bien aunque tiene un ligero laberinto de pasillos, ascensor, no ascensor, escaleras, etc. Hemos comprobado que son muy baratos los hoteles en esta parte del mundo y que está muy cuidado todo lo que se refiere a la estética y la limpieza que para mí es tan importante. Hacemos el check in y nos vamos a comer. Paseamos hasta una placita cercana donde hay muchas terrazas con restaurantes (hace buen día y muy buena temperatura). Nos sentamos a comer en la terraza de "amatininku uzeiga" restaurante de comida clásica lituana muy rica por cierto. La comida
Platos y pan típico Lituano
tiene mucha influencia polaca, alemana y judía. Todo es con patata (en múltiples versiones) y es muy típica la crema de remolacha. Los panes de centeno y otras variedades son absolutamente exquisitos.
El centro histórico de Vilnius se vertebra alrededor de dos calles. Por un lado, está la llamada Pilies (donde está el hotel) que desde la Plaza de la Catedral recorre de norte a sur el casco antiguo de la ciudad hasta llegar a la bella Plaza del Ayuntamiento donde hemos comido. La otra arteria es Gedimino Prospektas de la catedral al río.
Pza. del Ayuntamiento

Cuando pensamos en una capital de un país europeo, imaginamos una gran urbe, sin embargo, Europa cuen-ta con pequeñas capitales llenas de encanto donde la vida discurre a ritmo relajado.
Una de ellas es Vilna, capital de Lituania cuya fisonomía y actitud nos recuerda más a un pueblo que a una gran ciudad. 
Catedral y torre del campanario
El 11 de marzo de 1990, el Soviet Supre-mo de la República Socialista Soviética de Lituania proclamó su independencia de la URSS, restaurando la República de Lituania. 
Fue en agosto de 1991 cuando la Unión Soviética, debido a los cambios que tenían lugar con la Perestroika y bajo las presiones de muchos países del mundo, entre ellos la recién unida Alemania, se reconoce la independencia de Lituania. Desde entonces vilna se ha considerado como una ciudad de Europa Occidental. 
Iglesias: Ortodoxa Rusa, Espíritu Sto, S. Casimiro
Muchos de los palacios y edificios han sido restaurados desde entonces. Después de comer damos un paseo por la ciudad hasta las puertas del amanecer; esta es la única puerta que queda en pie de las 5 puertas de la muralla construida entre 1503 y 1522. También entramos en la Iglesia de Sta. Teresa de estilo barroco, la Iglesia de S. Casimiro construida por los Jesuitas en 1604, Iglesia de S. Ignacio de 1622 y también Jesuita, Iglesia Ortodoxa Rusa, Iglesia Ortodoxa del Espíritu Santo. La verdad que Vilna está cuajada de iglesias, pero no merece ninguna la pena por dentro, están llenas de colores espeluznantes, luces de neón, etc.
Puerta del Amanecer
 Después del tour de las iglesias nos vamos hacia el otro extremo de la calle principal, llegando a la plaza de la Catedral. Majestuosa plaza donde se encuentra la catedral, el campanario separado totalmente de la catedral, el palacio de los Duques Lituanos y el monumento al Genocidio. La catedral de Vilna es la principal iglesia católica romana de Lituania. Se encuentra en la parte medieval de la ciudad de Vilna, que está inscrita en el Patrimonio Mundial de la UNESCO. En el interior de la catedral, hay más de 40 obras de arte (frescos y pinturas), datadas entre los siglos XVI y XIX. Durante la restauración de la catedral, fueron descubiertos lo que se cree eran el altar y el suelo original de un templo pagano construido en la época del bautismo 
Plaza de la Catedral
del rey Mindaugas, además de los restos de la catedral constru-ida en 1387. El campanario frente a la catedral de 57 metros de altura. Se trata de la más antigua y mejor conservada torre de la muralla de Vilnius, con diez campanas de bronce realizadas en los siglos XVI y XVIII por los maestros holandeses y alemanes. En la actualidad la campana suena cada cuarto de hora, también anuncia las festividades y los desastres a los residentes de la capital.
Palacio de los Grandes Duques
También en esta plaza podemos contemplar el  Palacio de Los Grandes Duques de Lituania, y los restos de varios castillos medievales tardíos, son parte del Museo Nacional de Lituania. La mayor colección de arte de Lituania se encuentra en el Museo de Arte de Lituania. La Casa de los Signatarios, donde se firmó en 1918 el Acta de Independencia de Lituania, es hoy en día un sitio histórico. Desde esta plaza hay una vista de la torre de Gediminas que es una atalaya situada sobre la colina homónima, que domina la ciudad de Vilna, Originalmente formó parte de un castillo ya desaparecido.
Torre de Gediminas
Se puede acceder a pie o con un funicular desde la ladera que da al río. Tras visitar esta zona de la ciudad volvemos por la calle principal para encaminarnos a la Iglesia de Santa Ana. Pero antes paramos a a tomar una limonada casera que anunciaban con tan buena pinta que no pudimos resistirnos. Cual fue nuestra sorpresa cuando nos traen las limonadas y........no tienen limón....sí, si, limonada sin limones, era una mezcla de siropes repugnante; menos mal que sólo costó 1.50€.

Homemade Lemonade
No vayáis a tomar la limonada casera de "Pilies Katpedele". Las dejamos tal cual se ven en la foto, sin tocar, con esa buena pinta ficticia. 
Nos vamos hacia la Iglesia de Santa Ana. Lituania es de los países bálticos que tiene menos arquitectura gótica debido a su tardía cristianización que tuvo lugar en 1386. La primera referencia a un templo situado en el lugar de la actual iglesia, data de 1396, fue un templo probablemente de madera, dedicado a Santa Ana, madre de la Virgen. Se proyectó para su uso por los católicos alemanes y otros visitantes. Este templo fue destruido por un incendio en 1419. La actual Iglesia se construyó de ladrillo por iniciativa del Gran Duque 
Iglesia de Santa Ana
de Lituania Alejandro I entre 1495 y 1500 y se consagró en 1501.

Tras la visita completa de la ciudad (se ve en 1 día) nos dirigimos al hotel a descansar antes de la cena (son las 18.15h) porque recordemos el madrugón del día. Unos se duermen, otros con la wifi, yo intento reservar para cenar en unos 3 sitios apetecibles y está todo lleno; la verdad que son animados los lituanos...... Esto nos pasó al final con la cena: resulta que yo puse el despertador, pero no había cambiado la hora, allí es 1 hora más y yo tenía la hora de España; total que, cuando amanecimos, era 1 hora más tarde de la que habíamos quedado con los demás. Rápidamente nos pusimos en marcha (ellos ya se habían ido) pero no nos entendimos y nos fuimos a otro sitio que no era donde estaban cenando los demás. Entre el cansancio, el despertador, el estómago fatal de la comida, ..... nos volvimos al hotel sin cenar. Ellos cenaron en una pizzería "Çili Pica" . Nos dormimos pronto porque el día había sido largo. Y mañana más.

-------------------------------------------------
Resumen de vilna, Lituania: a pesar de ser una capital tipo pueblo (muy pequeñita) hay más Iglesias que en toda Europa junta, mezcla de ortodoxas y católicas, los lituanos son muy animados y muy amables, todo el mundo habla inglés, la limpieza y la estética les importa, su comida está buena, no hay horarios para comer y cenar (tipo España), el idioma es una mezcla de español, vasco (todo con K), alemán, todo terminada en "gijos" o "gijas" una cosa graciosa. Se entienden bastantes cosas pero sólo por escrito claro. Hablado imposible.

¿A que se entiende?
2ª ETAPA: Road Trip a RIGA
Día 14 de Mayo 2016
Bajamos a desayunar. El desayuno está fenomenal. Muy muy completo: bollería, quesos, zumo natural de manzana y naranja riquísimo, salmón (exquisito durante todo el viaje), frutas, etc. 
Castillo de Trakai
Pagamos y pedimos nuestro coche que ha estado en un parking desde nuestra llegada. Nos dirigimos a Trakai, ciudad construida sobre el agua a 28Km al oeste de Vilna. Está lloviendo y nublado a ratos pero la temperatura es muy buena. Llegamos al Castillo de Trakai. El Castillo de Trakai envuelto por las aguas del lago y en leyendas y poemas, resulta encantador por su extraordinaria historia medieval. Este magnífico complejo construido en una isla, se convirtió en un lugar de residencia para los duques del Gran Ducado de Lituania. De estilo gótico, se compone de un palacio construido por maestros medievales y un torreón utilizado como torre residencial. 
Acceso al castillo por el puente de madera
Es la fortaleza medieval más hermosa de Lituania. Sus muros y torreones de ladrillo son accesibles a pie tras surcar dos puentes de madera en un entorno tan idílico que parece de cuento. Este castillo está enclavado dentro de un parque natural. Es un sitio muy bonito donde también hay veleros y barquitas surcando el lago.
Desde Trakai nos vamos camino de Kaunas. Kaunas, todavía en Lituania, es una de las ciudades más reconocidas e importantes del país. Su casco histórico destaca por su gran belleza y lo pintoresco de su aspecto. El monumento más conocido de Kaunas es El Castillo, una edificación del S. XIV, levantada en el estilo gótico propio del Báltico, que profundiza en el uso del ladrillo. Esta fortaleza está situada en la confluencia de los ríos Nemunas y Nerís en un lugar estratégico.
Patio interior del castillo Trakai
Castillo de Kaunas
La Torre Redonda es la estructura más conocida del castillo. En su interior alberga una galería de arte. Este castillo es muy parecido al de Trakai aunque la ubicación es mucho más bonita la de Trakai.
Vamos al centro urbano a comer, a la plaza del ayuntamiento. En esta explanada destaca, precisamente, el edificio del ayuntamiento, que nosotros creímos que era una Iglesia porque entraban y salían novias cada 10 minutos. Hasta que nos dimos cuenta que eran bodas civiles y que era el Ayuntamiento. Pues sí, entraban por una puerta y salían por otra como churros ya casados.
Pza. del Ayuntamiento Kaunas
Eso sí, lloviendo y lleno de charcos. Su inmaculado color marfileño y su arquitectura le hace protagonista de la mayoría de las fotografías que los viajeros se llevan de Kaunas. Es, sin duda, uno de los edificios más conocidos de la ciudad lituana. Deambular por las callejuelas aledañas y dejarse empapar (nunca mejor dicho 
por lo pintoresco del entorno es uno de los grandes placeres que se pueden disfrutar en Kaunas. También está la Catedral para visitar pero, honestamente, no merece nada la pena.
Pza. Ayuntamiento (kaunas)
Nosotros nos sentamos a comer precisamente en uno de los restaurantes de la plaza del ayuntamiento "
Forto Dvaras" de nuevo comida lituana, pero en esta ocasión con influencia alemana con platos de salchichas, bacon, chucrut, etc. pero también predominando la patata y la remolacha. Pedimos una ensaladilla rusa¿?¿ (jijijiji) riquísima. Comimos muy bien y se come muy barato.
Francamente la ciudad de Kaunas tiene poco que ver y sólo si pasáis cerca podéis echarle un vistazo.
De aquí continuamos nuestro periplo cuyo destino es Riga. Seguimos hacia el norte para ir a visitar el Palacio Rundale que se encuentra todavía en Lituania. 
Palacio Rundale
En 1735, Ernst Johann von Biron, duque de Curlandia y Semigalia, adquirió unos terrenos en Rundāle, por entonces parte del Imperio Ruso. Allí, en 1736, mandó construir su palacio de verano. El proyecto pudo ser abandonado en 1740, cuando el duque fue condenado al exilio a Siberia, pero 22 años más tarde recibió el perdón y en 1768 pudo acabar su palacio.

Palacio Rundale
También el edi-ficio fue usado como hospital y cuartel general. Entre 1920 y 1978 el palacio albergó una escuela local, aunque en 1972 ya se había establecido el Palacio-Museo de Rundale y se había iniciado un larguísimo proceso de restauración que a fecha de hoy no ha terminado por completo. Es una pequeña gran joya del arte barroco y rococó.
Palacio Rundale
Dejamos el coche en un parking y desde ahí hay que acercarse cami-nando hasta el palacio. El césped y el camino entre maravillosos ár-boles era un completo barrizal, pero por fin, bajo el paraguas, llega-mos. Para mí una maravilla de palacio que podía parecernos que desmerecía por el tiempo tan malo que hacía. Estaba lloviendo sin parar, pero aún así lo encuentro (sin ánimo ninguno de exagerar) digno de Versalles y comparable a los palacios rusos. Para mí, bien merece una visita.

Tras volver al parking como sopas  continuamos viaje hacia el Norte, en esta ocasión nos acercamos a Jelgava que ya es Letonia.
Universidad (Jelgava)
Aquí vemos la Universidad Letona de Agricultura que es un palacio (Jelgavas Pils) y es el vestigio más destacado del periodo ducal, residencia de invierno de Ernst Johann Biron y desde 1937 alberga la Universidad. El palacio fue construido en dos fases (1738-1740 y 1762-1772) en el lugar del antiguo castillo de la Orden Livonia, del siglo XIII. 

Universidad
Seguimos camino hacia el Norte ya sin ninguna parada. Son las 7 de la tarde y tenemos que llegar a Riga a una hora prudencial.
Llegamos a Riga al "Hotel Bergs". Hacemos el check in y subimos a la habitación. El coche se lo llevan al parking. El hotel es fabuloso. Las habitaciones son tipo apartamento con cocina. Está nuevo, moderno, limpio, cómodo, acogedor. Todo lo que diga es poco; por no hablar de la relación calidad-precio comparativamente con el resto Europa. Está en una placita muy agradable a la que sólo entran los coches de los clientes. 
Placita del hotel

Deshacemos la maleta (aquí son 2 noches) e intento con recepción reservar un restaurante que me apetecía. Está completo. Así que lo dejo reservado para mañana. Finalmente salimos para buscar algo sin movernos de la zona del hotel porque llueve un poco y estamos cansados. Miramos 2 restaurantes que hay en la misma placita y al final vamos a uno que hay en un pasaje peatonal justo a la espalda del hotel "Cydonia Gastropub". Cenamos bien, el sitio es chulo y barato. Sigue siendo barato comer. Sin más dilación que esperar un poco a ver qué pueden hacer con uno que está desmayado de la cogorza que tiene, con la cabeza reposando sobre la barra desde que llegamos, volvemos al hotel que tiene una puerta trasera muy muy cerca del restaurante y, gracias a eso, no nos mojamos, porque no llevamos nada más que 1 paraguas y diluvia.
A descansar que mañana es otro día durillo.

Día 15 de Mayo 2016

Bajamos a desayunar. El buffet es muy bonito, todo colocado con mucho gusto, pero le faltan muchas cosas. Es un poco absurdo que intentan darle un toque más sofisticado y lujoso, poniendo casi todo lo que falta en carta; es decir, te dicen que todo lo que quieras lo pidas (incluido en el precio), pero -como no lo ves- no se te ocurre qué es lo que podrías pedir. Está todo bueno y el zumo de naranja es riquísimo, recién exprimido y enorme.
Riga recibe el nombre de un río que servía de foso a la antigua fortaleza del siglo XIII. De aquellos tiempos aún quedan vestigios en la parte medieval. Las calles empedradas, el plano de la ciudad intramuros y algunas iglesias permanecen tal como eran hace siglos; y también parte de la muralla y la torre de la Pólvora. Salimos y está el día muy oscuro. Vamos pertrechados contra la lluvia, con todo tipo de gadgets, aunque de momento no llueve.
Calles de Riga
Nos encaminamos al centro. Paseamos por unas callecitas preciosas y llegamos a la primera Iglesia del día; Riga, al igual que Vilna, está cuajada de Iglesias.  La iglesia de San Pedro (luterana). Junto a esta Iglesia hay un mercadillo donde ya se empiezan a ver las primeras cosas realizadas en ámbar. 
Iglesia de S. Pedro
Continuamos por las callecitas del casco histórico, que nació a finales del siglo XIX, luego de la demolición de las fortificaciones de la ciudad. Un dique construido sobre el canal delimita el casco antiguo y el centro histórico. En esta zona encontramos monumentos, edificios y paseos que nos muestran una ciudad pujante y rica. El centro histórico de Riga forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, y llegamos a la Plaza del Ayuntamiento que se creó como la plaza del mercado en el siglo XIII y hasta el siglo XIX fue el centro económico y político de la ciudad. Todo evento tenía lugar aquí, incluso las ejecuciones. El pueblo era convocado con el tañido de las campanas de la Catedral. Lamentablemente casi todo lo que vemos aquí responde a reconstrucciones posteriores a la Segunda Guerra Mundial. En esta plaza, además de la estatua de Rolando, encontramos el Ayuntamiento, la célebre Casa de las Cabezas Negras y la Iglesia de San Pedro.
El Ayuntamiento 
El Ayuntamiento elegante edificio de tres pisos con una torre y un reloj, el campanario data del año 1756. La Casa de las Cabezas Negras cuya construcción
original era del año 1334 y se realizó como casa de reuniones y banquetes de los organismos no gubernamentales, fundamentalmente las ligas de artesanos y comerciantes.
Casa de las Cabezas Negras
Lamentablemente la casa original fue des-truida por un bombardeo durante la Segunda Guerra Mundial y recons-truida según el original en el año 2001. La bodega sobrevivió y es la original. Ahora el sitio es un importante centro de eventos y de exposiciones temporales e itinerantes.
Iglesia de S. Pedro

La Iglesia de S. Pedro declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO es uno de los edificios medievales más antiguos que existen. Ya aparece citado en documentos del año 1209, si bien fue ampliado en el siglo XV. Tras la visita de esta Plaza con estos edificios, seguimos nuestro paseo y nos encontramos con la Catedral de Riga sede del arzobispo de la Iglesia Evangélica Luterana. Es uno de los templos religiosos más antiguo de Letonia y la iglesia medieval más grande y antigua de toda la región del mar Báltico.
Catedral de Riga
Su estilo combina el gótico, el barroco y el románico. Conserva tesoros arquitectónicos, culturales y artísticos de diferentes siglos y el sitio es anfitrión de muchos eventos musicales. En nuestro deambular pasamos también por la Pza. de la catedral, la más grande de la ciudad rodeada de edificios de los Siglos XIX y XX. En esta plaza es donde empezamos a ver que algún evento deportivo se cuece en la ciudad. Mucha gente con el atuendo sport. Nosotros seguimos andando hacia el Castillo y pasamos por los edificios Los tres hermanos, las tres viviendas más antiguas de la ciudad, que, según cuenta la leyenda, fueron construídas por tres hombres de la misma familia en diferentes épocas.

Pza. de la Catedral
El primero o hermano mayor (el edificio blanco) fue construido en el siglo XV y es uno de los pocos edificios típicos medievales que se conservan intactos en la ciudad letona. Tal como se puede ver en la fachada, el segundo o hermano medio, data del año 1646, se dice que es el más espléndido en cuanto a la ornamentación de la fachada, de estilo manierista holandés, y era quizás el más rico. En la puerta hay una inscripción sobre piedra, añadida en 1746, que dice: "Soli Deo Gloria". 
Tres Hermanos
El tercero y más joven de los hermanos, el de color verde, fue construido a finales del siglo XVII y es el más estrecho de los tres. En la fachada destaca una máscara que protege el edificio de los poderes del mal. 
Gran maratón en Riga

En este momento se pone a diluviar y ya no para hasta el final del día. Cada uno empieza a hacer uso de sus gadgets: capucha, paraguas, gorrito. Llegamos hasta el castillo que está pegado al río y ahí vemos que comienza la maratón. Toda la ciudad está preparada en la salida.  Está lloviendo y les da igual, no se amilanan. Esperamos a ver la salida y nos dirigimos hacia el río buscando un barquito que nos lleve por el canal hacia la zona de la catedral ortodoxa. Lo cogemos por fin después de muchas vueltas porque no sabíamos dónde paraba exactamente. Es un recorrido por un canal que merece la pena cuando no llueve; a nosotros nos solucionó el transporte pero tanta agua ya cansa.
Parque del Bastión
Nos bajamos en el Parque del Bastión, cruzamos el canal por el puente de los enamorados y aparecemos de nuevo en una avenida frente al Monumento de la Libertad. Esta calle está toda cortada por la maratón y sigue lloviendo sin cesar. En nuestro recorrido entramos en una tienda de Souvenirs (más que nada para secarnos) que por fin merece la pena. Estos países acaban de salir de la represión y en comercios aún les queda mucho camino por recorrer.
Catedral Ortodoxa
Esta tienda era ideal. Caminamos esta avenida hasta llegar a la Catedral Ortodoxa llamada
 Catedral de la Natividad. Este templo fue construido a finales del siglo XIX, durante la época en la que Letonia formó parte del Imperio Ruso, y fue uno de los edificios más destacados del momento, gracias en gran parte a sus valiosos iconos, muchos de los cuales fueron pintados por Vasili Vasílyevich Vereshchaguin, uno de los pintores rusos más renombrados. Durante la I Guerra Mundial, las tropas alemanas la convirtieron en iglesia luterana. Aunque posteriormente volvió a ser catedral ortodoxa durante un tiempo, durante la era soviética fue transformada en un planetarium.
Catedral Ortodoxa
En 1991, con la independencia de Letonia, recuperó su función religiosa. Desde la Catedral nos acercamos al hotel a secarnos y cambiarnos de ropa. Comemos en el restaurante que hay debajo del hotel "Garage". Es en plan tapas (así lo llaman y eso se creen que venden jijijiji). La dueña se da unas ínfulas absurdas; no sé qué se cree......¡una cretina! y su restaurante también cretino. Después de comer, esperamos a que deje de llover y pedimos que nos traigan el coche para acercamos a ver el Mercado Central; si seguís mi blog sabréis que siempre me gusta visitar los mercados locales.

Mercado Central
Las principales estruc-turas del mercado son cinco pabellones cons-truidos mediante la reutilización de los viejos hangares  de los Zepelín alemanes y la incorporación de los estilos del Neoclasicismo y Art Decó. Es -según varias fuentes- el más grande mercado y bazar de Europa. Se trata de una de las estructuras más notables de siglo XX en Letonia y fue incluida en la lista de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, junto con casco viejo de Riga en 1998.
Puesto dentro del Mercado Central
Por dentro es inmenso y tiene tal variedad de puestos, con tal variedad de comidas increíble. Son fabulosos los puestos de quesos, salmón, especias y salazones en general.

Desde el mercado nos encaminamos a las afueras de Riga a visitar una ciudad turística a orillas del Báltico, Jürmala (significa playa). Congelada durante la Guerra Fría, la costa del Báltico es uno de los secretos mejor guardados de Europa. Y es más cálida de lo que crees, ya que las corrientes del Golfo de Riga caldean el agua.
Playa de Jurmala
En la época soviética Jūrmala era popular entre los funcionarios comunistas, por su playa y sanatorios vacacionales que también recibieron como recompensa por los miembros del sindicato superior. Se convirtió en uno de los destinos turísticos más populares de toda la Unión Soviética. Aquí se encuentran 3500 mansiones de madera que son Patrimonio de la Unesco, barrio precioso entre pinos y bosque.

Mansiones de madera en Júrmala
Volvemos a Riga, gracias a Dios ya no llueve más. Son las 6 de la tarde cuando llegamos de nuevo a Riga y nos vamos al barrio del Art Nouveau. Los amantes de la arquitectura Art Nouveau tienen en Riga la mejor y más completa muestra de toda Europa, nada más y nada menos que unos 750 edificios modernistas repartidos en su mayoría por el centro de la ciudad (Centrs) que saldrán a nuestro encuentro sobre todo en la Calle Alberta (alberta iela), calle donde los edificios, de claro estilo Art Nouveau, compiten unos con otros en belleza y pureza arquitectónica.
Art Nouveau en Riga
 Art Nouveau, Modernismo, Modern Style, Jugendstil o Nieuwe Kunst son sólo algunos de los nombres que recibe este movimiento artístico surgido en todo el mundo a finales del siglo XIX y principios del XX con la intención de crear un arte nuevo, joven, libre y moderno, que representara una ruptura con los estilos dominantes en la época.
Calle Alberta
Entre 1896 y 1913 el art nouveau comenzó su implan-tación en Letonia, concreta-mente en su capital, Riga. En el vídeo-album (al final del post) podéis ver un reportaje completo de este barrio con sus múltiples casas.
Desde este precioso barrio volvemos al hotel donde descansamos un par de horas hasta la hora de la cena. Los horarios del ocio nocturno en esta ciudad son parecidos a Madrid, a las 23.00h. cierran las cocinas. Ayer dejé reservado el restaurante (que estaba lleno) para hoy "1221 Restorans" que está en una casita ideal típica del barrio antiguo.
Restaurante 1221
Vamos en coche, porque estamos cansados. Somos unos intrépidos porque está en
 una zona malísima para aparcar (casco antiguo). Los chicos nos dejan en la puerta y se van a buscar la vida. Terminan metiendo el coche en un parking. Cenamos muy bien. Al salir del restaurante había animación por estas callejuelas pero nos volvimos al hotel a descansar para reponer fuerzas que buena falta hace.
---------------------------------------------
Resumen de Riga, Letonia: Esta capital ya es mucha más ciudad que Vilna. La limpieza y la estética sigue siendo predominante en los locales. El idioma ya no hay forma de entenderlo, ni escrito ni nada. El letón forma parte del subgrupo del este de las lenguas bálticas que a su vez pertenece a la familia de lenguas indoeuropeas. La única lengua viva que mantiene una relación cercana de parentesco con el letón es el idioma lituano. Sin embargo, aunque estén emparentadas, el vocabulario de ambas lenguas varía considerablemente, lo que provoca que sus hablantes no puedan entenderse entre sí; si no se entienden ellos......¡imaginad nosotros!!. Los horarios ya son más cerrados que en Vilna, parecidos a España. Increíble la wifi de estos 3 países, es potentísima y hay wifi por las calles; España en esto está a la cola, no solo del mundo sino de Europa. En la cocina de Letonia es muy habitual encontrar especialmente pescados, bien ahumados o cocinados, como los arenques, las sardinas o el lucio y por supuesto el caviar. Los platos de carne casi siempre van acompañados de guisantes, champiñones y patatas. Tienen una gran variedad de quesos, que suelen ser fuertes y los toman casi en todas las comidas e incluso de postre.

3ª ETAPA: Road Trip a TALLIN
Día 16 de Mayo 2016
Bajamos a desayunar y hoy hemos pedido una mesa en la zona acristalada del comedor que es super agradable. El buffet el mismo pidiendo casi todo de carta. Después del desayuno, hacer el check out, pedir el coche y emprender nuestro viaje hacia el Norte, dirección Tallin.
Nos desviamos un poquito hacia el Este, adentrándonos en Sigulda en una de las zonas naturales más impresionantes que existen en los países Bálticos, en la ribera del río Gauja, en la Reserva Natural de Gauja.
Castillo de Turaida
Un frondoso bosque de un intenso verdor cubre las lomas y las colinas. Solo los castillos parecen sobresalir entre las copas de los árboles. La belleza natural del lugar ha llevado a Sigulda a ser apodada como la “Suiza de Vidzeme”. Destaca entre estos castillos de Sigulda, el castillo de Turaida. También en Sigulda se encuentra el castillo de Sigulda que es horroroso, un poco parecido al Capricho de Gaudí en Cantabria (salvando las distancias). También en esta reserva natural hay un teleférico que no cogimos.
Castillo de Sigulda
Desde aquí llegamos a Cesis que es un pueblo medieval que realmente no es para tanto como decían las guías. Lo único destacable es su castillo. Allí la Edad Media nos trae la sede de una Orden de Caballeros, los Hermanos Livonios de la Espada, que constituían el brazo templario y cruzado en las lejanas tierras bálticas. Por los aposentos de un grueso castillo fueron pasando los Maestres de la Orden desde el año 1209 hasta 1561.
Castillo de Cesis

A imagen y se-mejanza de las fortificaciones que los Cruzados habían ido levantando en Tierra Santa para luchar y protegerse del infiel, el castillo de Cēsis fue durante siglos la armadura más poderosa de Livonia. Ya es la 1.30 de la tarde cuando terminamos de visitar Cesis y buscamos un sitio donde comer. Yo tenía anotado en mis mapas un restaurante-hotel que es un pequeño palacete que nos pilla de camino. Así que allí vamos "Liepupe Manor". Llegamos sin reserva ni nada y tenemos mucha suerte. Ya son más de las 14.00h pero está abierto, hay sitio, hace sol, tiene un jardín...... ¡¡¡nos parece la elección PERFECTA!!!.
Salones de Liepupe Manor
Una vez más todo cuidadísimo: el hotel, el mobiliario, esas chimeneas de azulejos en cada rincón de cada salón para calentar lo incaldeable en invierno, la restauración de la casa, la cubertería, los manteles, los baños, etc. etc. (estética al poder). Comemos muy bien o a mí me pareció todo tan agradable que no tuve ninguna queja. La comida no fue para nada cara considerando que es un hotel de 5*. Desde aquí seguimos camino y ya nos metemos en nuestra ruta, sin desviarnos, hacia Tallin. Es una carretera (no autopista) que va pegada a la costa.
Paramos a ver alguna de las playas Salacgriva. Son maravillosas, muy extensas, arena fina, con bosque pegado a la arena pero no sé yo a qué temperatura estará esa agua ❄, por mucho que ellos digan; desde luego no es Mallorca.
Este recorrido se hace muy pesado porque la velocidad está limitada a 90Km/h y lo cumplimos a rajatabla dada nuestra experiencia en multas. ¡¡Ayyyy amigo!! pero de pronto, sin saber de dónde, nos aparece una tía inmensa (clásica Rusa ex KGB) en medio de la carretera diciendo que paremos✋. Nos hacemos los "suecos", que no los rusos, que es lo peor que puedes ser en estos países, y decimos -en español- que no entender "no entendemos nada" "no hablo inglés" "soy idiota".  Pero nada, no cuela y ha sido justo al adelantar un camión que nos han pillado a 133Km/h; ¡¡¡qué malísima suerteeeee!!!. La tía se llevó a Fernando al coche patrulla donde había otra tía y estuvo allí lo menos 20 minutos. No sé lo que pasaría en aquel coche..... sólo sé que volvió con un papelito de 200€ de empapelao. snif, snif, es que no nos libramos.
También de camino a Tallin pasamos por Parnu que es otro destino turístico de playa que no mereció la pena salirnos de la carretera para ello. Parnu ya es Estonia. Aún nos quedan 128Km para llegar a Tallin pero la velocidad sigue limitada. Llegamos al hotel de Tallin sobre las 20.30h, nos costó llegar porque está en el casco histórico y estaban las calles cortadas por obras. Nuestro hotel es "Hotel Telegraaf" . Dejamos el coche en la puerta, hacemos el check in y pedimos que nos reserven en un restaurante que está al lado "Farm". Se come muy bien y muy barato. Volvemos al hotel a descansar.

Día 17 de Mayo 2016
Bajamos a desayunar y a las 10 ya estamos en la calle para comenzar a explorar esta ciudad. 
Panorámica de Tallin
El encanto fundamental de Tallin está en su casco antiguo, una ciudad medieval amurallada (declarada “Patrimonio de Humanidad” por la Unesco), que tiene gran cantidad de monumentos de la arquitectura y el arte de los siglos XIV-XVIII: edificios e iglesias góticas, torres, murallas medievales, callejuelas románticas. Pasear por el casco antiguo de esta ciudad da la sensación de encontrarse inmerso en un “cuento de hadas”. Nos metemos por el Pasaje de Sta. CatalinaSi Tallinn es medievo puro, el pasaje de Santa Catalina es directamente su máquina del tiempo.
Pasaje de Sta. Catalina
 Sólo la extrema limpieza de la calle adoquinada y la presencia de algún turista despistado haciendo fotos nos hace saber con seguridad que nos encontramos en el Siglo XXI y no en
 el XIII. Los muros de un antiguo monasterio dominico hacen de pared en esta vía abovedada que recuerda al pasillo de un claustro cualquiera. Entramos a visitar el Monasterio dominico que tiene un claustro muy bonito. 
Monasterio Dominico
Fundado por los dominicos en 1246, este monasterio fue un destacado centro de enseñanza y mantuvo su prosperidad hasta los disturbios reformistas de 1524. Los dominicos llegaron a Tallin en 1229 y fundaron su propio convento en Toompea, pero los continuos conflictos con los caballeros alemanes les obligaron a fundar un nuevo convento en la parte baja de la ciudad, que fue construido en varias etapas a principios del siglo XVI. En el siglo XV se completaría con la construcción de la Katariina Kirik (el pasaje). Callejear es la clave de Tallin así que seguimos paseando por la callecitas de cuento.
Tres hermanas
Nos encontramos con los edificios Las tres hermanas. Son muy parecidos los "tres hermanos" de Riga. Los primeros registros de estas casas de mercaderes datan de 1362 y podemos hacer un seguimiento de todos sus propietarios desde entonces. Entre ellos estaban los gremios más antiguos, concejales del pueblo y burgomaestres, etc., siendo hoy en día un hotel.

Seguimos cami-nando y llega-mos a la mura-lla. En una ciudad con uno de los mejores sistemas defensivos del norte de Europa es inevitable que el entramado de murallas y torreones reclamen un cierto protagonismo de cara a sus visitantes. De hecho Tallin no es Tallin sin sus largas murallas salpicadas de torres altas con sus clásicos tejadillos de color rojo.
Muralla
Entre bastiones, polvorines y torretas de vigilancia la ciudad dormía tranquila ante las acometidas procedentes del Mar Báltico o de sus países vecinos. Hoy en día esa función defensiva ha desaparecido, pero no el toque tan especial que le ofrece a la capital estonia, quien se ha subido al carro de su pasado para venderse (y con razón) como uno de los mejores cascos antiguos de toda Europa. 

escaleras subida muralla
Es posible recorrer las murallas y torreones bien desde abajo o bien desde muchas de las pasarelas que tienen arriba con las que disfrutar de otra vista diferente de la ciudad. Estas "zonas abiertas" al público se dividen en distintos tramos y suelen contar con unos precios que rondan los 3-5€ por visitante. Igualmente muchas de las torres se han convertido en museos aparte, algunos de los cuales son bastante interesantes. Nosotros recorrimos la muralla desde abajo porque intentamos subir y estaba cerrada la escalerilla. 
Muralla y puerta 
Llegamos a la célebre Torre de Margarita la Gorda, cuyo nombre tiene mucho que ver con sus formas desproporcionadas y su anchura de caderas, convertida actualmente en un Museo Marítimo. Seguimos paseando a lo largo de la muralla y recorriendo las encantadoras calles. Llegando a la plaza del Ayuntamiento entramos a visitar la Iglesia del Espíritu Santo, coronada por un elegante campanario añadido en 1688, documentada desde 1319, data tal como hoy la vemos de principios del s. XIV, lo que la convierte en el edificio religioso más antiguo de la ciudad.
Iglesia del Espíritu Santo
El interior de doble nave, que sobrecoge por su arcaísmo, alberga un interesante retablo pintado y tallado de madera policromada. Observese también las pinturas barrocas que cubren la galería de las tribunas; es la Iglesia que más me ha gustado en todo el viaje  por originalidad y antigüedad. Llegamos a la plaza del Ayuntamiento donde nos sentamos a tomar algo. Hasta este momento estábamos SOLOS recorriendo la ciudad vieja y, de pronto, han aparecido ordas de gente; resulta que son de un crucero de los muchos que arriban al puerto de Tallin a diario. La plaza está llena de gente, así que decidimos tomar algo en la terracita de "Maharaja" y salir de ahí cuanto antes. La ciudad está cuajada de terrazas que deben aprovechar en verano y en invierno porque todas tienen la mantita y la estufa. Ya que estamos sentados al lado, aprovechamos para

Torre Margarita la Gorda
entrar a visitar la Farmacia RaeapteekEsta farmacia, situada al lado del Pasaje del Pan en la Pza. del Ayuntamiento, se disputa el récord de ser la más antigua del mundo con una ubicada en Dubrovnik.
Farmacia
La primera mención de la farmacia es en 1422, cuando el farmacéutico Nicla-ves formaba parte del gobierno muni-cipal, aunque es probable que exis-tiera ya anteriormente. 
 La Farmacia es preciosa, un auténtico museo farmaceútico con los típicos frascos de porcelana y conserva todas las vitrinas en madera. Tiene también arriba una tienda de antigüedades.
Vistas desde la farmacia y mobiliario original
Es un lugar realmente digno de conocer y admirar. Sus aparatos de medición, sus hierbas medicinales, sus libros, además de unas vistas gloriosas de la Plaza del Ayuntamiento. La entrada es gratuita. 
Tras visitar la farmacia salimos huyendo de la plaza y decidimos que volveremos cuando el gentío se embarque de nuevo y nos dejen tranquilos como estábamos. Decidimos volver al hotel y coger el coche para irnos a comer a las afueras de Tallin, a Haabneeme, a orillas del Báltico a un sitio que había apuntado yo.
Restaurante NOA
Llegamos al "Res-taurante Noa". ¿Qué queréis que os diga? ese mobiliario estética escandinava tipo IKEA, esas vistas, es@s camarer@s estilos@s, esa comida riquísima, ese pan de centeno con cominos y un toque de hierbabuena, en fin..... disfruto mucho cuando todo es tan perfecto. ¡Ninguna queja por mi parte! 100% recomendable. 
Después de la sobremesa, ya son las 4 de la tarde, volvemos al centro y subimos a la Colina de Toompea (significa “Colina de la Catedral"); aquí están algunos de los monumentos más destacados de esta zona, como el castillo de Toompea, la catedral ortodoxa y la medieval de Santa María, pero sin lugar a dudas, son sus dos miradores el principal reclamo turístico de este imprescindible rincón de Tallin. Dejamos el coche en el parking de la plaza y nos encontramos la catedral cerrada, pero volveremos.
Catedral Ortodoxa
Damos un paseo por toda esta zona, entramos en un parque donde está el Castillo de Toompeasede del Parlamento de Estonia. Está ubicado sobre un acantilado de piedra caliza y consta de varias partes.
Castillo

Muralla en Toompea
Seguimos cami-nando por la parte alta de la ciudad, aquí vemos otra parte de la muralla con otras torretas. Ahora nos volvemos al hotel porque en este parking no se puede dejar el coche; no hemos pagado y es de corta estancia. 
Plaza del Ayuntamiento
Descansamos un rato en el hotel, pasamos por la Pza. del Ayun-tamiento para verla (por fin) sin gente. Son las 20h. pero aquí anochece muy tarde. Esta plaza está llena de terracitas muy agradables. Admiramos   El ayuntamiento que es el único de estilo gótico en el norte de Europa. Las primeras menciones que se tienen de este ayuntamiento datan de 1322. Llaman especialmente la atención esas "gárgolas" formato dragones que escupen agua de lluvia cuando son incapaces de retenerla. 
"Gárgolas"

Tras visitar la Plaza, volvemos a subir a la parte alta de la ciudad en busca de una vista panorámica que aún no hemos conseguido.  
Catedral de Sta. María
En nuestra búsqueda nos topamos con la Catedral de Santa María, una iglesia luterana que tiene su origen en una iglesia de madera construida 1219.
La torre barroca data de 1779, y aunque el exterior pueda parecer frío y sencillo, en su interior podremos contemplar una interesante colección de escudos familiares de los nobles alemanes del Báltico.
Mirador Patkuli
Por fin llegamos al más importante de los miradores de Toompea, Patkuli, desde dónde podremos observar la Iglesia de San Olaf y gran parte de la muralla oeste. Desde este mirador están hechas las típicas fotos que aparecen en todos los folletos de viajes. Nuestra intención era ver la Catedral iluminada pero seguía siendo de día cuando bajamos y seguía apagada.
Embajada
Catedral Noche y día
Bajamos toda la colina de nuevo andando atravesando un barrio de grandes casas que son Embajadas y nos acercamos a ver el sitio donde había-mos reservado pa-ra cenar. No nos gustó el local porque era un sótano en un hotel y buscamos otro sitio donde cenar. Ya era tarde y cerraban las cocinas a las 23h. Terminamos en un italiano en la pza. del ayuntamiento que resultó carísimo y malo. Fue peor el remedio que la enfermedad en este caso. ¡No comáis ni cenéis en el ayuntamiento!. Después de cenar por fin foto de la catedral iluminada;Después de la correspondiente foto (quién la sigue la consigue) de la catedral iluminada, buscamos un sitio que nos habían dicho donde tomar una copa, junto a la Puerta Virupero, a través del cristal sólo vemos a 2 mujeres que miran mucho a nuestros chicos;
Puerta Viru
la verdad que el ambiente es un poco patético. Decidimos que no entramos ahí y buscamos otro que es una terraza en un ático; no está mal el local pero no hay sitio y todos fumando cachimbas varias. No nos gustaron estos dos sitios, así que decidimos irnos a nuestro hotel a terminar ahí el día con nuestra copa y un postre. Buen final de día.


Día 18 de Mayo 2016
Esta tarde nos vamos. Desayunamos, pagamos el hotel y subimos de nuevo a la colina andando; en esta ocasión a ver la catedral por dentro que no habíamos podido ver aún porque ayer estaba cerrada. Una vez más la catedral interiormente es bastante fea, sólo se salva un poco el retablo de iconos. Obsérvese el reborde de las columnas que parece la barbería de caballeros de toda la vida .
Interior Catedral Ortodoxa
Bajamos de la colina y nos sentamos en una terracita "Olde Hansa" dando al lateral del ayuntamiento en una calle muy animada con un mercadillo medieval. Aquí toman ellos una cerveza y nosotros una coca-cola mala sin gas que nos dejamos. Después de este descansito volvemos hacia el hotel pasando a buscar la tienda que quería Belén a toda costa para sus tés. Por fin damos con ella "Kohvi ja Tee pood"; tiendecita ideal con tés, cafés, miel, chocolates de múltiples sabores. Único comercio que merece la pena. Volvemos al hotel a recoger nuestro coche, cargamos las maletas y nos vamos a comer a un sitio curioso que tenía yo apuntado de las guías. El restaurante es un barco en el Puerto de Tallin "Restaurante Admiral". Está un poco viejo pero la verdad que comimos bien.
Lateral del Ayuntamiento
Los dueños son un matrimonio ruso que casi no hablan inglés y que nos costó un poco entendernos con ellos a pesar de que el menú estaba en inglés. Nos trajeron de aperitivo un vasito de vodka que levanta un muerto y que yo no tomé por riesgo a salir ardiendo por dentro. Comimos bien a pesar de ser un sitio raro y desangelado.
Desde aquí, con el navegador de google maps que ya he comentado que funciona sin wifi (siempre y cuando lo ajustes antes de salir de la wifi) nos dirigimos al aeropuerto ya que el vuelo sale a las 18h y hay que devolver coche, etc.
Terminal Aeropuerto de Tallin

Llegamos al parking y dejamos ahí el coche, sacamos las maletas y nos dirigimos a la terminal. Ahí vamos nosotras hacia la facturación de equipaje y ellos tienen que ir a otra planta a devolver llaves, contrato, etc. En esta ocasión sí facturamos porque hacemos escala en Bruselas pero nos mandan las maletas hasta Madrid, directas; ¡un gustazo!.
El aero-puerto de Tallin es de los aeropuertos más bonitos que he visto, en el sentido de: ideales restaurantes, ideales tapicerías en los asientos, estética escandinava de nuevo, ideales tiendas ¡una delicia pasear por él!. Nos sentamos a merendar en una vinería que tiene una barbaridad de referencias de vinos (entre ellos muchos españoles) y a cargar los móviles. cogemos el vuelo de Adria Airways, compañía Estonia hasta Bruselas.
---------------------------------------------
Resumen de Tallin, Estonia: Esta capital es la más bonita de los 3 países bálticos que hemos visitado. El cuidado por la estética y la limpieza imperan al igual que en Letonia y Lituania. La comida tiene influencia escandinava, rusa y alemana; típico:  arenque con patatas cocidas, nata agria y rodajas de cebolla, el chucrut, "verivorst" (morcilla, literalmente "salchicha de sangre), la patata, mucha caza (incluso rabo de toro tan español, ¿será de vaca?). El idioma no está emparentado con las lenguas autóctonas de los otros dos estados bálticos, letón (Letonia) y lituano (Lituania), las cuales son lenguas bálticas (también llamadas baltoeslavas), sino con las lenguas del grupo fínico, sobre todo con el finés, hablado al otro lado del golfo de Finlandia, o en menor medida con las lenguas saami de Laponia; es decir, no hay quién lo entienda pero gracias a Dios todo el mundo habla inglés. Por cierto, comentar que la moneda en curso en los 3 países es el Euro.

Tras 2 horas de vuelo hacemos nuestra escala en Bruselas, momento que aprovecho para practicar mi francés, ya que cenamos en el aeropuerto. La escala era de 1 hora y todo resultó perfecto y más que cuadrado. La puerta por la que despegábamos estaba a 4 puertas de la puerta por la que llegamos, así que entre medias de las puertas nos sentamos a cenar y las maletas ni acordarnos porque iban directas a Madrid. Cogemos el vuelo hacia Madrid que es con Brussels Airlines.
Gracioso cartel en una cafetería

Otro gran éxito de Alioli's Trips hasta el año que viene si Dios quiere.