JAPON (Diciembre, 2019)

Asakusa (TOKIO)
Este año he conseguido por fin hacer el viaje que tenía en mente desde hace años. Se han alineado los astros (padres mayores pero en buen estado, exámenes hija finiquitados, problema mío de cervicales controlado con medicación), y me puse a organizarlo; no con demasiado tiempo la verdad pero el suficiente para que todo haya salido rodado y redondo.  Os cuento mi experiencia aquí paso a paso, aunque no me voy a detener en cada visita en cada lugar al que hemos ido, sino que lo voy a contar más general y dando los tips más importantes al final que creo que es lo más interesante y mis observaciones (también al final) de esta sociedad y esta gente tan peculiar.


JUEVES 26 de DICIEMBRE 2019
Salimos destino Tokio en un vuelo con escala en Helsinki con FINNAIR a las 10.30a.m. Yo no quería un vuelo directo porque no soporto estar tantas horas encerrada en un avión; prefiero bajarme y darme una vuelta. De esta manera fueron 4 horas y luego 10. De Madrid a Helsinki fuimos en turista (escogí asientos de salida de emergencia) que siempre tienes más espacio para las piernas. El aeropuerto de Helsinki tiene unas tiendas ideales; allí entramos en una sala VIP a la que teníamos derecho de acceso porque luego volábamos en TURISTA PREMIUM. Comimos en la sala y nos fuimos al embarque del segundo vuelo que, en esta ocasión, era con JAPAN AIRLINES (JAL). Al llegar a la puerta de embarque nos llevamos la gratísima sorpresa de que nos han hecho un upgrade a Business. Esta compañía es fabulosa, su clase business está muy bien y el servicio estupendo. Tiene un servicio que puedes pedir cosas de comer (de una carta) durante todo el vuelo; no está mal porque el lío con el horario ya empieza ahí, y no sabes si quieres desayunar, comer o cenar; además de esa carta tienes la que corresponde a las comidas reglamentarias que te dan durante el vuelo. Fue un vuelo fabuloso en el que ví películas, leí, dormí y LLEGAMOS!!!!.

VIERNES 27 de DICIEMBRE 2019
Llegamos a las 10.30 de la mañana del día siguiente al aeropuerto de Narita. Desde aquí cogemos un tren a nuestro hotel. El hotel es el Asakusa View Hotel; (puedes leer todo sobre el hotel en la guía foodie)  En este hotel nos alojamos 4 noches.
Barrio Asakusa (TOKIO)
El check in no es hasta las 3pm así que dejamos las maletas en la consigna y nos dedicamos a visitar nuestro barrio Asakusa. Ya es la hora de comer y nos acercamos a un sitio recomendado a la vuelta de la esquina de nuestro hotel pero hay una cola de espera tremenda, dentro y fuera del local; después ya nos dimos cuenta de que esto es práctica habitual. Nos metemos por las calles peatonales en la acera de enfrente de nuestro hotel (donde está el CC Don Quijote) y comemos ahí en un sitio de tempuras indefinido; el que encontramos sin colas y ya muertos de hambre; se llamaba Shitamachi Tendon Akimitsu. Comimos en plan japo total sentados en el suelo y descalzos. 
Shitamachi Tendon Akimitsu (TOKIO)
Damos una vuelta por estas calles peatonales cuajadas de locales de todo tipo y nos volvemos al hotel a dormir la siesta.
Por la tarde-noche salimos de nuevo y nos vamos a otro barrio súper animado de Tokio Shibuya. Son increíbles estos barrios cuajados de locales de juegos, pero de juegos de maquinitas de los del gancho de coger muñequitos y chorradas semejantes; para mi mente occidental no me cabe en la cabeza. y esos edificios enteros dedicados al manga y al anime アニメ  (ambos movimientos típicamente japoneses; uno dedicado al comic manga y otro es ese que habréis visto de muñequitas vestidas de rosa con coletas (también rosas) de lo cual se disfrazan las chicas; estos barrios son puramente japonismo (como yo digo...) son Japón en su esencia, lo que siempre nos habíamos imaginado sobre Japón. 
Barrio Shibuya (TOKIO)
Recorremos el Centro Comercial shibuya scramble square; este barrio está lleno de CC (no voy a enumerar todos...) y también de tiendas de electrónica (una locura!!!). Cuando crees que ya has visto todo sobre Centros Comerciales te encuentras éste en el que una sóla planta está dedicada al chocolate, hay stands de chocolate de todos los países del mundo, y a precios de escándalo. Y las tartas de fresas son deliciosas. Es el país de los dulces en todas sus formas, colores y sabores. Y son unos panaderos excepcionales, panes mejores que en España. También en este barrio está la estatua de Hachiko (
Chūken Hachikō 忠犬ハチ公) el famoso perro de la película en la que lloré todo y más. Esta noche cenamos en este sitio genial; no te pierdas la descripción en mi guía foodie Uobei. Después de cenar, y ya con el trastorno del Jetlag, volvemos al hotel a descansar. Nos hemos movido todo el día en metro.


SABADO 28 de DICIEMBRE 2019
Desayuno fabuloso en le hotel; hay dos tipos de desayuno el continental clásico con grandísima oferta de dulce y saldado y el buffet oriental, japo que incluye hasta dimsum. 

Tokyo Sky Tree (TOKIO)
Tras el desayuno vamos directamente a la Tokyo Sky Tree Tower (東京 スカイ ツリー Tōkyō Sukai Tsurī) es la torre que se ve desde el hotel; fabulosas vistas de la ciudad 360º ¡increíbles!. Las mejores vistas del Monte Fuji están desde esta torre; es increíble que estando a más de 100 Km de tokio se vea con esa nitidez y claridad. También es verdad que el día era maravillosamente claro. La subida en el ascensor también es impactante (tipo esos ascensores de N. York) a la velocidad que suben. No tuvimos colas de ningún tipo para subir, pero puedes sacar los tickets on line si prefieres no arriesgar.
Templo Senso-ji (TOKIO)
Desde aquí cogemos un taxi y nos vamos a ver templos y más templos. El primero que vemos es senso-ji (浅草寺 Sensōji) que es el templo más antiguo de Tokio y que realmente son 7 templos en un mismo recinto (incluída la pagoda de los 5 pisos). Es muy curiosa la calle por la que llegas al templo cuajada de tiendas y puestos de comida callejera. Sitio que no debes perderte; todas las callejuelas perpendiculares también son calles bonitas llenas de fachadas bonitas. Para ser el primer templo me ha gustado bastante, así como el entorno.
Tsukiji Market (TOKO)
De aquí nos vamos al Mercado de Tsukiji (築地市場Tsukijishijou) increíble mercado de abastos a la intemperie. Se distribuye en varias calles y aquí verás los pescados, mariscos, y cosas indescriptibles más increíbles que hayas visto. Así como frutas y verduras. Es un mercado en el que puedes comer en los puestos callejeros en donde te hacen directamente las vieiras, te cortan el atún y te preparan los nigiris, etc. etc.
No comimos aquí porque era temprano. Mencionar que Tokio es una ciudad de distancias imposibles. Las manzanas son enormes.
Templo Zojo-ji (TOKIO)
No es una ciudad que puedas abarcar a pie, ni siquiera los barrios puedes abarcarlos a pie. El metro funciona muy bien y tiene unas líneas muy extensas, pero aún así, hemos tirado bastante de taxi porque se pierde mucho tiempo en llegar a las paradas y desde las paradas a tu destino. Cogimos un taxi para ir al Templo zojo-ji (
o Zōjō-ji 増上寺) desde donde hay unas vistas maravillosas de la Torre de Tokyo a la que también se puede subir pero a ésta no hemos subido. Es una de las siete sedes principales de la secta Jodo. Fue fundado en 1393 como un verdadero dojo budista. 
El tiempo es frío pero esos días claros como los de Madrid con un cielo azul que da verdadero gusto. Creo que tokio tiene un clima bastante parecido a Madrid. Ya contaré al final en mis observaciones.
Nos vamos a comer a Tim Ho Wan especializado en DimSum y con 1 estrella Michelin. Lee en el enlace todo sobre este sitio.
Desde aquí nos vamos al hotel a descansar hasta la hora de la cena. Hoy sí cenamos pero creo que es el último día porque vamos acumulando agotamiento. Cenamos en un sitio cerca del hotel a base de BBQ de Wagyu (lee el post) Yakiniku-kirakuen

DOMINGO 29 de DICIEMBRE 2019
Hoy recogemos el coche que AliOli's Trips había reservado en una ubicación muy cercana al hotel. Decidí hacerlo así al ver lo complicado que resultaba llegar al Monte Fuji (富士山 Fujisan) con los trenes y porque además todavía no queremos activar el JR Pass porque lo tenemos sólo para 7 días. En observaciones y tips contaré todo sobre el alquiler del coche también.
Emprendemos viaje al Monte. Me encanta viajar en coche y los #roadtrip es mi modo preferido de viajar.
Esta es la vista acercándonos (FUJI)
El Monte se encuentra a 116Km de tokio; bueno realmente la Pagoda Chureito (忠霊塔 Chūreitō) que es donde debes ir para ver las maravillosas vistas. Llegas a un parking gratuito, dejas ahí el coche y prepárate para subir escalones; sí... creo que es el templo que más tiene (400 escalones😱). Una paliza la subida y la bajada pero ¡MERECE TANTO LA PENA!. Este monte es un espectáculo. No te explicas muy bien qué es lo que tiene pero tiene una magia especial que lo hace único. No tiene una altitud exagerada (3.776m), ni mucho menos como los ochomiles para que sea de llamar la atención, tampoco mide mucho más que el Teide, pero hay algo que te cautiva. Creo que es esa visión nevada frente a todo el paisaje seco y el hecho de que emana solo y aislado en medio de una llanura ¿Será eso? no lo sé, pero verás como a tí también te deja sin aliento.

Vistas desde Pagoda Chureito (FUJI)

Terminada la fabulosa visita bajamos al parking y nos acercamos a otra cara del monte, es decir al Lago Kawaguchi (忠霊塔Kawaguchiko) desde donde tienes otra visión diferente pero igualmente preciosa; en esta cara el monte no tiene casi nieve (igual es cara sur). Intentamos tomar algo aquí pero es un sitio como muy abandonado y ligeramente cutre donde no hay donde tomar un triste café (el único sitio que había estaba cerrado). Hacemos aquí algunas fotos y emprendemos camino hacia Hakone. Bordeamos el Lago Ashi para llegar al santuario de Hakone. Este lago es navegable, hay unos barquitos que te dan un paseo por él; pero no hicimos el paseo en barco porque se nos echaba el tiempo encima; también pasamos por la cabina donde se coge el teleférico que te sube hasta la cima del monte Komagatake que tampoco cogimos (no me gustan los teleféricos😂).

Vista desde Lago Kawaguchi (FUJI)
Llegamo a Hakone (parque nacional de Fuji-Hakone-Izu) donde se encuentra el santuario Hakone-Jinja  (箱根神社) y el Torii de la Paz (箱根神社 平和の鳥居). Este Torii me pareció precioso y me alegré mucho de verlo porque luego me iba a encontrar el gran torii tapado totalmente por obras.
Torii Hakone (HAKONE)
Me chocó un poco que un sitio como este tenga tan poca infraestructura turística (escasez de sitios donde comer y poco bonito el entorno del lago); un poco cutre y poco explotado. Comimos en el único sitio que encontramos: un italiano La terrazza.
Desde aquí ya del tirón de vuelta a tokio (estamos a 102Km). Las carreteras son buenas y los carteles están en japo y en nombre cristiano (es decir en nuestro alfabeto). 
Llegamos al sitio del alquiler un poquito antes de las 19.00 que era la hora establecida de devolución del coche. Caminamos hasta el hotel y descansamos un rato... unos se duermen, otros no; la cuestión es que a las 21.00 hablamos de salir a cenar a algún sitio y estamos tan cansados que cruzamos enfrente a "Seven Eleven", que nos ha salvado de varias, y nos compramos ahí un cutre-sandwich, un helado, etc. (cualquier marranada puro trámite). La acumulación de no dormir por las noches lo voy notando cada día que pasa; el jetlag es tremendo.

LUNES 30 de DICIEMBRE 2019
Hoy es el día que vamos a activar el JR PASS. Nosotros compramos el de 7 días que cuesta 240€ por persona. Este pase te permite viajar por Japón en todos los trenes HINKANSEN (tren bala) y otros trenes considerados como de cercanías. Únicamente no se aceptan los trenes Nozomi y el Mizuho Shinkansen dentro del JR Pass.
Esto es lo que te llega a casa
Este es el método más eficaz y barato de moverse por Japón. Es como el interrail que tenemos aquí en Europa pero para Japón. En nuestro caso hicimos el cambio en la estación de Ueno en Tokio. Digo "el cambio" porque a tu casa te llega un papel que tienes que canjear por el Pass (recuerda llevar el pasaporte). Pues bien, como siempre, está fatalmente organizado y la cola es tremenda para hacer el canje; además en este país jamás hay un banco donde sentarte a esperar (ni en la calle ni en estaciones...). Así que toca aguantar la cola de pie y sin nadie que hable inglés para luego, inmediatamente saber cómo hay que hacer para llegar a Nikko. Ya tenemos nuestros pases y nos vamos a la vía (track) donde coger el tren a Nikko (
日光 Nikkō)
Templos (NIKKO)
El tema de los trenes y metros no es tan difícil como parece.. asusta al ver sus caracteres diferentes a nuestro alfabeto pero también hay caracteres en nuestro alfabeto. Llegamos a Nikko desde tokio en 110 minutos. En nikko tienes que sacar un billete de bus (en la misma estación) para que te lleve a los templos (cuesta 1500yenes). Este lugar es maravilloso; de lo que más merece la pena de todo lo que hemos visto junto con el Monte Fuji. Nos llovió la mitad de la mañana (único día que cayeron unas gotas) aunque luego incluso salió el sol.
Estos templos están enclavados en un bosque, por lo que si crees que puede llover, lleva calzado adecuado, chubasquero y paraguas (nosotros tuvimos que comprar allí 2 paraguas porque no era suficiente con el gorro); aquí fue un incordio lo de entrar a los templos porque te hacen quitar los zapatos y estaba todo mojado. 

NIKKO
Terminada la visita volvemos a la estación y todavía falta un poco para el próximo tren, así que tratamos de buscar un sitio donde tomar un café calentito; es todo muy pobre alrededor de la estación y sólo encontramos un bar en la acera de enfrente donde nos sentamos junto a la estufa (hoy estamos helados) con un café; no tienen nada para comer... ¡todo muy cutre!. 
Entrados en calor nos vamos al tren que, además todos tienen una calefacción super potente (igual que los autobuses) que sale por los pies y llega a resultar agobiante; en estos momentos se agradece.
Ameya-Yokocho (TOKIO)
De regreso a Tokio (volvemos a la estación de Ueno) y comemos ahí en cualquier sitio una hamburguesa en el Hard Rock Café; volvimos cansados y ya era muy tarde para comer. Después de comer vamos directamente al barrio de Ueno a la calle comercial (¿o es un mercado?) más increíble que hay: Ameya-yokocho (アメヤ横丁) .Originariamente dedicado a la venta de caramelos y dulces, el lugar debe su nombre a la palabra ame que significa "caramelo". Es la calle que tenía el más grande mercado negro de productos estadounidenses después de la guerra. En el Ameya Yokocho hay de todo desde pescados, pulpos como disecados, tiendas de electrónica, de maletas, sitios de juego de las maquinitas esas del gancho abarrotadas.... etc etc..¡SUPER CURIOSO! 
Akihabara (TOKIO)
Desde aquí nos vamos  a otro barrio típico japo de Tokio Akihabara barrio íntegramente dedicado al Anime (estética japonesa como de muñequitas vestidas de manera curiosa con coletas rosas) ¿sabéis lo que digo?; es algo que para nuestra cultura resulta extraño que pueda haber barrios inmensos dedicados única y exclusivamente a esto; aunque ellos quizás piensen lo mismo de nosotros de tener barrios y calles llenos de bares jajajaja. También en este barrio hay edificios enteros como si fueran de oficinas pero son de electrónica y dentro tienen maquinitas y también -como no- karaokes que están por todos lados.
Tenéis que ver el vídeo al final para entender un poco esta sociedad y estas ciudades tan alucinantes. Vamos caminando todas estas calles y llegamos a Pablo's cheesecake que es una franquicia de dulces y tartas de queso famosísima en Japón.
Volvemos al hotel sobre las 7.30 de la tarde cansados y ya no salimos a cenar; hoy creo que ni siquiera cruzamos a seven eleven. Lo del cambio horario es matador y una vez que nos metemos en el hotel no hay quién nos saque, además hay que tener en cuenta que nos estamos levantando a las 7am.

MARTES 31 de DICIEMBRE 2019
Hoy nos vamos a Kyoto. Desayunamos de madrugón a las 7.30 y cogemos el tren de las 09.00.
Arashiyama Bamboo Forest (ARASHIYAMA)
Llegada a Kyoto y vamos directamente al hotel en taxi (Kyoto no cuenta con una red de metro tan importante como tokio y se hace más difícil el transporte) a dejar el equipaje pero -como siempre- no podemos entrar hasta las 15.00; así que dejamos todo en consigna y nos vamos a visitar el arashiyama bamboo forest (嵐山); bosque de bambús inmenos de una altitud tremenda que es un sitio precioso. Llegar hasta aquí te lleva toda la mañana; tienes que coger un bus (si ya no estás en la estación central) y está muy lejos del centro de Kyoto. Si estás cerca de la estación central puedes coger JR Sagano o JR Sanin: parte de la estación de Kyoto y llega a la estación Saga-Arashiyama. Una vez dentro del parque puedes coger un rickshaw (carrito para 2 personas tirado por una persona) que te lleva por unos caminos restringidos por dentro del parque de bambús pero es carísimo. 
Estación de Kyoto (KYOTO)
También aquí hay varios templos y el parque de monos Iwatayama, pero nos limitamos a ver el bosque de bambús y a pasear la calle que te lleva hasta allí llena de tiendas y restaurantes callejeros. Vuelvo a insistir en las distancias enormes que hay de unos sitios a otros; o te organizas bien lo que ver y los tiempos o te quedas sin ver las ciudades.
Volvemos al centro de Kyoto en metro, a la Estación Central que es una maravilla arquitectónica. Cuando llegamos a la estación son las 15.45h. y todavía no hemos comido. Se nos ha echado la tarde encima.
Estación Central de Kyoto (KYOTO)
Decidimos comer aquí en la misma estación que contiene dentro toda una ciudad. Lee sobre la comida en katsukura kyoto. Después de la comida inspeccionamos la estación que es como un Corte Inglés a lo bestia. Tiene dentro supermercados, mercado, tiendas gourmet, panaderías, restaurantes, tiendas de ropa, tiendas de cosméticos, etc. Nosotros nos ponemos a la cola (siempre hay colas para todo; tienes que leer mis impresiones al final) para comprar un pedazo de la tarta de fresones tan impresionante y con ese aspecto tan exquisito que vemos continuamente por todas partes. Por fin me toca el turno y compro la porción de tarta (5€) que estaba deliciosa y que nos arrepentimos de no haber comprado otro pedazo. Después vamos al super a comprar las cosas del desayuno (pan para tostar, mantequilla, leche, mermelada, zumo...).  ¡Me pareció todo carísimo!. 

Torre de Kyoto (KYOTO)
Salimos de la estación, donde está la torre de Kyoto chulísima iluminada por la noche cambiando de color. 
Cogemos un taxi con la consiguiente anécdota que le enseñamos al taxista (con guantes y mascarilla😱) la tarjeta que nos han dado en el hotel para precisamente enseñársela a todo el mundo (o por si te pierdes...) donde viene la dirección en cristiano y en japonés, y además yo le enseño mi mapa con la ubicación, y el cretino del taxista (cuando son bordes son lo más...) sin hablar ni media sílaba en inglés, a base de gestos, nos da a entender que no tiene ni idea de dónde tiene que ir; así que nos bajamos y tenemos que volver a hacer la cola (otra cola sí😡) para coger otro más espabilado.
Por fin llegamos al apartamento a las 8 de la tarde; hoy, aunque es Fin de Año, no hacemos nada; nosotros lo celebraremos mañana en el desayuno que es cuando en España estarán con las campanadas. Intentamos buscar algún sitio cercano al hotel para cenar sin muchas ganas pero en ninguno reservan... así que a dormir en estas maravillosas camas y mañana más.

MIERCOLES 1 de ENERO 2020
Yo me levanto tempranísimo (como no puedo dormir) y preparo la mesa del desayuno a las 6.30 mientras ellos siguen durmiendo.
Nochevieja (para nosotros en el desayuno) KYOTO

Ya por fin se levantan (07.00) y empezamos con nuestro rico desayuno que habíamos comprado la tarde anterior. El pan de molde es absolutamente delicioso y el café y azúcar nos lo dan en el hotel. A las 8 en punto en internet seguimos las campanadas y nos tomamos las uvas que nos habíamos traído desde España (siempre las llevamos) y celebramos nuestro particular Fin de Año. Un poco solitario y menos animado que en familia, pero por otro lado, estamos conociendo Japón.
Nos arreglamos y salimos a recorrer esta belllísima ciudad; Kyoto nada tiene que ver con las grandes ciudades modernas y tecnológicas de Tokio y Osaka. Es más lo que en Europa podríamos entender como un pueblo; sin zonas financieras de altos edificios etc.



Fushimi Taisha Inari (KYOTO)
Nos vamos directamente a visitar el santuario Fushimi-Taisha-Inari (伏見稲荷大社) principal santuario sinoista dedicado al espíritu de Inari; es muy bonito y muy instagrameable; @alibeoli se hizo ahí millones de fotos; mejor dicho... tuve que hacerle millones de fotos.  Estaba abarrotado de gente pero, en algún  huequito, logré hacer alguna foto sin nadie.
No os estoy comentando la cantidad de escalones que hay para llegar a todos sitios. ¡Tengo agujetas hasta en las pestañas!.
De aquí a Sanjūsangen-dō (三十三間堂, Sanjūsangendō) otro templo budista de Kyoto del año 1164.
Estatuas en Sanjusangen (KYOTO)
Este templo es inmenso por fuera y no demasiado bonito pero conserva una maravillosa sorpresa en el interior que merece la pena ver (1000 estatuas de tamaño menor del Kannon de los mil brazos realizadas en madera de ciprés japonés y recubiertas de oro). Es una pesadez tenerse que descalzar para entrar y recorrer ese suelo helador en calcetines. Encuentro que es mucho más práctico lo de las calzas de las mezquitas de los musulmanes.

En Kyoto hay muchísimo que ver y nos estamos moviendo en taxi en distancias cortas porque estamos viendo que no nos da tiempo a visitar todo lo que hay. Llegamos al barrio de Gion, que es el barrio más popular de Kyoto con ese aire antiguo con las casitas bajas de fachadas de madera a ambos lados de las calles; es una preciosidad de barrio lleno de tiendas ideales y también lleno de gente.
Gion (KYOTO)
Hay que intentar visitarlo a primera hora de la mañana (amaneciendo) o última de la tarde. 

Caminando por Gion llegamos al templo de Kiyomizu-dera  (清水寺) y su entramado interno de templos también con escaleras. Continuamos la visita por Gion donde también se encuentra la pagoda Yasaka (八坂神社, Yasaka-jinja) que es el edificio de madera más alto de Kyoto y le da un aire precioso a Gion al subir y bajar por sus calles.
Kiyomizu-dera & pagoda Yasaka (KYOTO)
  


Aquí hicimos algunas compras de cosas confeccionadas con esos papeles tan ideales y esas sedas (bolsitas, libretitas, etc) y también un juego de té que ya os contaré lo que ha pasado con él.
Tras salir del barrio de Gion, donde hemos estado mucho rato, y lo hemos recorrido entero, nos vamos a comer nigiris a Kaitenzushi Chojiro Shijo (os lo cuento todo en la guía foodie).
Despues de comer no podemos permitirnos ni un ratito de siesta y seguimos paseando por Kyoto.
Santuario Heian Jingu & Sendero de los Filósofos (KYOTO)
Nos acercamos al santuario de Heian Jingu  (平安神宫) y desde ahí a pasear el sendero de los filósofos (Philosopher's Path 哲学の道) que es un paseo junto al canal que ahora en invierno no vale gran cosa pero en primavera es un must en Kyoto porque está bordeado de cerezos que en esa época están en flor y es maravilloso. Además es muy agradable lo tranquilo y silencioso que es; aquí no había muchedumbres. 
Ginkaku-ji (KYOTO)

Ahora para terminar la tarde venimos a ver el templo de Ginkaku-ji (silver pavillion 臨済宗相国寺派) que es muy bonito y tiene unos jardines preciosos. Fijaos en los horarios de apertura porque cierran muy pronto normalmente.
Desde aquí ya nos vamos al apartamento porque ha sido un día largo y de mucho tute. Miramos algún restaurante cercano, sin mucho afán de salir y tampoco con nada de hambre. Así que nos comemos alguna cosa que tenemos en la nevera y a descansar (quién pueda...) hasta mañana.

JUEVES 2 de ENERO 2020
Hoy nos vamos en tren a Hiroshima y hemos madrugado, despertador a las 06.30. Desayunamos en "casa" y nos vamos a la estación central de Kyoto en metro. Al llegar a la estación resulta que está todo cerrado (un poco absurdo, no?) para poder desayunar y -una vez más- nos salva 7eleven. Compramos ahí café y algo sólido y en el "resting area" desayunamos hasta la hora de nuestro tren (08.00h); 
Castillo de Hiroshima (HIROSHIMA)
Un shinkansen nos trae hasta Hiroshima. Aquí está muy bien organizado porque hay un bus (en la estación de tren) que hace varias rutas (incluído en el JR) y que te lleva por Hiroshima a los puntos principales. Hiroshima es una ciudad muy ordenada y de aspecto más americano que tokio y osaka. Llegamos primero al castillo (広島城 Hiroshima-jō) contruído en 1590. El camino desde la parada del bus al castillo está cuajado de puestos de comida callejera; siempre hay como si fueran nuestras ferias de pueblos con puestos y siempre huelen las ciudades a comida.
Parque Memorial de la Paz (HIROSHIMA)
Volvemos al bus y ahora nos lleva al Parque de la Paz (Hiroshima's Peace Memorial Park 平和記念公園) que me gustó verlo. Es increíble pensar que aquí cayó una bomba atómica y lo que eso supuso. También me gustó la historia de la niña enferma Sasaki Sadako (que tiene también una escultura a su memoria) que me contó mi 😇y que aparece en este videoNo es un sitio bonito simplemente es un lugar histórico que también acoge un museo. 
Gran torii (MIYAJIMA)
Volvemos con el bus a la estación de Hiroshima y cogemos el tren hacia Miyajima (宮島) también cubierto por el JR claro. Desde la Estación de Miyajima caminamos un poco mezclados entre la muchedumbre y llegamos al embarcadero donde se coge el Ferry (también cubierto por el JR) que te lleva a la isla. El paseíto en ferry es muy agradable y desde ahí ves el Gran Torii que casi me muero al verlo. Este Torii pertenece al templo de Itsukushima  (厳島神社, Itsukushima-jinja) que también lo visitamos. La isla está llena de ciervos que campan a sus anchas por la isla y son una monada, crías y grandes.El Torii era mi máxima ilusión, lo que más me apetecía ver mientras organizaba el viaje, el símbolo de Japón por excelencia, pues bien.... está tapado.
Itsukushima-Jinja & Toyokuni Shrine & Five Story Pagoda (MIYAJIMA)
Durante 3 años va a estar en obras y es una vergúenza que lo tengan tapado así; podían haber dejado una lona de plástico o algo para poder ver a través. Antes de ir (unos 20 días antes) había consultado la web donde se ve la evolución de las obras y sólo tenía un andamio pero se veía. ¡DECEPCIÓN MÁXIMA!. Total... que visto lo visto nos recorremos la isla visitando los templos y hay alguno bonito y uno muy original y gracioso que tiene todas las escaleras laterales (no las de subida al templo) llenas de buditas con gorritos de diversos colores; es el templo de Daishoin (
Daisyō-in 大聖院) que fue fundado en el año 806 por el fundador de la secta sintoísta. 

Templo Daishoin (MIYAJIMA)
Terminada la visita a esta isla, volvemos al Ferry y de ahí al tren hasta hiroshima donde tenemos que hacer transbordo. En la estación de hiroshima aprovechamos para comprar alguna cosa de nuevo para el desayuno en las tiendas que hay. Y también decidimos que vamos a comer aquí antes de irnos. El sitio que buscamos (que nos cuesta encontrar) ofrece el plato típico de hiroshima que son las Okonomiyaki. Llegamos al sitio y nos encantó. Lee todo aquí. Terminamos de comer más allá de las 17.30h. Después de comer cogemos el tren de vuelta a casita. Llegamos a la estación muy tarde y cogemos un taxi de vuelta al hotel. Y a dormir. 







VIERNES 3 de ENERO 2020
Kinkaku-ji (KYOTO)
Hoy también madrugamos, desayunamos en casa y nos vamos a visitar el pabellón dorado (Kinkaku-ji 金閣寺); Llegamos a las 9 al templo porque tenemos que ir luego a recoger el coche que hoy repetimos #roadtrip. Kinkaku-ji es un templo precioso encima de un estanque y con unos bonitos jardines. Originalmente, durante el periodo Kamakura, fue una villa de vacaciones del noble Saionji Kintsune. Es un lugar de una tranquilidad absoluta que merece la pena visitar.
Desde aquí nos vamos en tren destino Osaka. En la estación de osaka cogemos coche de alquiler de nuevo. Si vais a coger aquí coche de alquiler aseguraros mucho dónde está la oficina porque fue un infierno encontrarla. A la que llegamos nosotros tiene un suttle desde la estación (del que nadie nos informó) y tuvimos que recorrer muchísima distancia arrastrando todos los bultos. Creo que hay otra oficina en la propia estación...Por fin salimos con nuestro coche; una gozada a estas alturas del viaje, con el cansancio acumulado, poder viajar a nuestro aire en nuestro coche. 
Parque de Nara (NARA)
Llegamos al hotel de osaka a dejar el equipaje en la consigna, porque no nos dan la habitación hasta las 3 (práctica habitual en todo Japón), y nos encaminamos a Nara adonde llegamos sobre las 3. El coche lo dejamos en un parking en superficie que se paga a la salida y al pagar te quitan una especie de cepo que se activa en cuanto aparcas. Nara tiene pueblo, templos y el parque de Nara  que es un parque público creado en 1880 lleno de ciervos a los que te puedes acercar sin problema a dar de comer y acariciar. Los templos de Nara son muy bonitos y algo diferentes a los vistos anteriormente pero mi opinión es que, si ya has estado en Miyajima, donde has visto ciervos por las calles y ya también has visitado infinitos templos y no dispones de muchos días, me ahorraría la visita a Nara (es mi opinión...).
Toshodai-ji & Todai-ji (NARA)
Si tienes más de 10 días, entonces sí merece la pena. Tras dar un paseo por el parque vamos a ver los templos que son de los de madera, color madera quiero decir que me gustan más que los de colores verdes y rojos. En este caso visitamos Todai-ji (東大寺) 
 fundado en 728 para el reposo del espíritu del Príncipe Motio, hijo del Emperardor Shomu. El otro templo que vimos es Toshodai-ji (唐招提寺); en 759 el emperador de aquel tiempo concedió la ex residencia del hijo del emperador Tenmu, el principe Neetabay shin-no, para establecer ahí este templo.
Mellow Café (NARA)
Terminada la visita volvemos al parking, pagamos, se nos libera el coche (podrás leer todos los tips y curiosidades en un apartado al final de este post) y nos vamos al pueblo buscando un sitio donde comer. Metemos el coche en un parking y vamos a un restaurante italiano Mellow cafe que es lo que nos pide hoy el cuerpo. Terminamos de comer a las 17.45h, ¡menudos horarios llevamos!, volvemos al parking y directos a Osaka. Dejamos el coche en el parking del hotel que nos clavan 40€ por 1 noche. Hoy ya no salimos del hotel para nada. ¡Descansamos!. Pensaréis que estamos siempre cansados pero es que madrugamos un montón y las palizas de metros, escaleras, trenes es tremenda durante el día, por eso yo agradezco tanto el coche.

SÁBADO 4 de ENERO 2020
El precio de la habitación no incluye el desayuno, así que cruzamos enfrente a desayunar. Es increíble lo caro que es comer (casi siempre) en este país. Desayuno en Ciao Presso totalmente occidental.
Castillo de Himeji (HIMEJI)
Mi😇se acerca a coger el coche al parking y nos lanzamos a la carretera. Son las 09.00h. y vamos al Castillo de Himeji (姫路城, Himeji-jō). Llegamos sobre las 10.15h. Este castillo fue designado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1993 y data del año 1346.
Me gustó muchísimo este sitio la verdad aunque el interior no lo visitamos porque creo que no merece nada la pena. En primavera con los cerezos en flor más bonito todavía porque se adivinan la cantidad de ramas que florecerán en Abril-Mayo.
De regreso pasamos por Kobe (神戸). La carretera a Kobe es impresionante con unos túneles de kilómetros, alguno hasta de 5,500Km una carretera que debe haber costado una fortuna; al igual que los peajes de este recorrido que nos quedamos alucinados el día que devolvimos el coche del precio que tienen (claro, tienen que pagar el coste de esos túneles). Kobe es uno de los centros económicos más importantes de Japón. Más de cien compañías internacionales tienen su sede asiática o japonesa en la ciudad (Nestlé, Boehringer Ingelheim, Procter & Gamble, etc).
Puerto de KOBE
Su puerto es también uno de los más importantes de todo el país. Nos acercamos al puerto a echar un vistazo rápido. Aquí se encuentra la Torre del Puerto que tiene un ascensor y se puede subir; nosotros no subimos. Pensamos en comer aquí carne de Kobe (ya que de aquí es su origen) pero no es lo que más nos apetece. El buey de Kobe es una marca registrada en Japón por la Conferencia para la Promoción de la Distribución del Buey de Kobe.
Volvemos a Osaka directamente al Centro Comercial Grand Front Osaka (グランフラント大阪) donde pretendíamos comer. Pero la mayoría de los restaurantes están cerrados y nos vamos a otro sitio. Es un lujosísimo CC.
Mido Suji (OSAKA)
Con el coche recorremos la Calle Mido Suji (御堂筋), que es impresionante. Lo más parecido a Rodeo Drive de L.A. Las mejores marcas europeas y del mundo entero una detrás de otra pero no en locales pequeñitos, ¡Noooooo! en edificios de varias plantas enteros.
Después del recorrido tipo Pretty Women pero sin bajarnos del coche😂, aparcamos en parking y nos vamos andando a recorrer el barrio de Dotonbori (道頓堀). Este barrio me encanta! es un poco diferente a los de tokio, aunque en la misma línea. Tiene un canal que lo recorre y a ambos lados se agolpan restaurantes de todo tipo, tiendas de todo tipo, etc... y los millones de luces y carteles luminosos. Aquí se encuentra el famoso neón de Glico man y el cartel del cangrejo (símbolos de la ciudad).
Barrio Dotonbori (OSAKA)
Es un barrio muy divertido y te aconsejo recorrerlo de noche, apenas son 3 calles. La animación es increíble y la cantidad de gente brutal. Todavía no hemos comido, así que nos metemos aquí en un sitio de sushi
 Genrokuzushi
Terminamos de comer a las 17.00; la ventaja de estos barrios tan concurridos es que siempre hay sitios abiertos 24/7 donde poder saciar tu hambre. Damos otras cuantas vueltas más por este barrio tan genial y ahora entramos en Don QuijoteAquí compramos un cargamento de chuches para regalar y para llevar. Lee la descripción de este sitio tan peculiar. Nosotras nos compramos unas gyozas de verduras y pollo en un puesto callejero de esos super curiosos que tienen encima en la fachada un cartel de anuncio con las gyozas gigantes (como el cangrejo tan famoso). Estaban ricas!.  
Dotonbori (OSAKA)
Cogemos el coche y nos vamos a devolverlo a la estación de Osaka. estaba alquilado hasta las 19.00. 
A la vuelta de la estación pasamos muy cerca de la Torre de Osaka que es chulísima y va cambiando de color. ¡Es el país de las torres chulas!. 
Por hoy ya damos el día por finalizado y volvemos al hotel. Cuando nos despertamos de la siesta son las 10 de la noche. No tenemos ganas de salir, pero hija y😇tienen hambre y cruzan enfrente del hotel a comprar unas hamburguesas que traen a la habitación. Esa es la cena de hoy.
Con esto y un bizcocho hasta mañana a las 7 que suena el despertador.

DOMINGO 5 de ENERO 2020
Hoy decidimos que tiramos la casa por la ventana y bajamos al buffet del desayuno que es fantástico a la par que caro (25€/persona). 
Y a las 08.30 nos vamos a la estación de Osaka a coger el tren a Tokio. Sí, hoy volvemos a Tokio porque mañana cogemos el vuelo a Madrid a las 12.00 y hay que estar en el aeropuerto a las 10.00; así que es mejor ya dormir en Tokio
Cambiamos de barrio, de Asakuasa a Shibuya y he reservado dos habitaciones en Shibuya Hotel En -puro trámite- para esta única noche; es peculiar e increíble un hotel así en una ciudad cara como tokio (lee porqué).
Vistas desde Shibuya Sky
Hemos venido pronto a Tokio porque tenemos las entradas sacadas (on line) para subir a la torre Shibuya Sky a las 16.30 para ver el Shibuya crossing, el paso de cebra más famoso del mundo, desde las alturas, aunque ya lo hemos cruzado varias veces. La verdad que merece mucho la pena subir a esta torre con vistas 360º de la ciudad.
Vistas Shibuya Sky
Desde esta torre se ve una zona de la ciudad totalmente diferente a la que se ve desde la Tokio sky tree. Además esta hora es perfecta porque la puesta de sol es a las 17.00 y hemos podido observarla desde aquí, con una luz preciosa. Desde aquí también se ve el Fuji pero mucho más lejos que desde la otra torre. Y también hay una vista del parque que parece Central Park de NY.

Ya que estamos por aquí volvemos a entrar en el maravilloso Centro Comercial "shibuya scramble square" donde se encuentra la torre. Nos sentamos en una de las tiendas de chocolates que hay en planta baja con frío y ganas de algo calentito.
Bizcocho 32€ en Scramble Sq. & Café de cafetería
Ali pide un chocolate caliente y no queríamos nada más. A base de signos y gestos logramos entender (0 inglés) que es obligatorio pedir los 3 (nosotros no queremos nada...!!), así que nos dice que el chocolate son 10€, nos levantamos y nos vamos sin pedir tampoco el chocolate. ¡Qué tomadura de pelo los precios!. ¿Quién compra un bizcocho por 32€ pudiendo hacerlo en casa riquísimo?. Nos fuimos a otro sitio y -entre medias de las compras- nos tomamos un café a un precio razonable, pero es difícil encontrar alguna cafetería que no sea Starbucks. Estamos de compras en Uniqlo y compramos algunas cosas a buenos precios porque hay algunas rebajas. También fuimos a GU donde también picamos con alguna cosita. Muy curioso el panel (tipo ipad gigante) que hay a la entrada donde puedes ver (es táctil) las novedades, precios, colores y en qué planta se encuentra esa prenda que quieres (mira el vídeo en Shopping guía foodie).

Esta noche vamos a cenar a un sitio de yakitori (brochetas) que no voy ni a ponerlo de la tomadura de pelo que fue. Un sitio horrible en un garito de mala muerte, pero lo más indignante es que lo ponían súper bien y por eso fuimos. Ya tienen en tripadvisor mi encantadora crítica; como debe ser, 100% objetiva contando toda la verdad. Me dio mucha rabia porque me quedé con las ganas de probar unas buenas brochetas de piel de pollo y de albóndiga (como las de torikei en Madrid).
Vuelta al hotel y a dormir.



LUNES 6 de ENERO 2020
Nos levantamos con tranquilidad, recogemos la habitación, cerramos maletas y bajamos a desayunar (incluído).
Vamos a la estación de Shibuya arrastrando la maleta por la calle (está muy cerca) y cogemos el tren (JR Pass) al aeropuerto de Narita. 
Aquí compramos los últimos dulces para regalar a los niños que se han quedado con #aliolinala🐶 todos estos días. 
Y sin más dilación nos embarcamos. Viajamos con British Airways (en Turista Premium) hasta Londres y de ahí a Madrid con Iberia. Muy cuidados los detallitos de British (la mantita, la almohada, neceser...).
El vuelo sale con 1 hora de retraso de Tokio y esto hace que perdamos el enlace en Londres (Faena absoluta!) y esto se traduce en que llegamos a Madrid 2 horas más tarde de lo esperado, y.... ¡SIN MALETAS!, sí no ha dado tiempo a embarcarlas con nosotros como ya me suponía. Nos han hecho la faena porque teníamos todo previsto para llegar directos a la merienda de Reyes que hacemos siempre todos los hermanos y sobrinos en casa de mis padres y...no pudo ser. Pedí daños y perjuicios a Iberia y sólo te indemnizan si el retraso es superior a 3 horas, así que, ¡ajo y agua!
CHEERS!!!!!
2 maletas llegaron a los 2 días y la última hemos estado esperándola hasta el día 22 (17 días) que finalmente la han traído a casa. ¡MENOS MAL!🙏, con mi juego de té de porcelana japonesa que ya lo daba por perdido.
Fin del viaje con la extraordinaria organización de www.aliolistrips.es



VIDEO-ALBUM COMPLETO
📹



TIPS, CURIOSIDADES, OBSERVACIONES
by alioli 
No te pierdas el video al final

TIPS

1) Si vas a hacer el viaje en tren tienes que sacar el Japan Rail Pass (JR Pass); cuesta 244€ para 7 días; 388€ para 14 y 497€ para 21 días y te lo mandan a casa (sin coste). Lo puedes comprar aquí
2) Se paga casi todo en metálico, utilizan poco las tarjetas de crédito, así que, o vas forrado de billetes o puedes llevar la tarjeta SUICA que vas recargando en las máquinas de la estación con dinero o con tarjeta de crédito; Te la mandan a casa y viene con 4€ de recarga que puedes recuperar allí antes de irte. Es una tarjeta monedero que sirve para pagar en muchísimos sitios.
3) Si vas a alquilar coche, la compañía más recomendable es NIPPON (tienen oficina en varios sitios). Digo esto porque es la única que te da la opción de alquilar la tarjeta ETC que es la tarjeta de los peajes; no tienes que parar en las barreras y al devolver el coche te cobran el importe. Y también ofrecen el GPS en inglés imprescindible. No hablan inglés en la agencia pero se entienden con un aparato traductor.
4) Los hoteles son muy caros en esta ocasión los reservé en Booking porque comunicarse con ellos (incluso por mail) es complicado. Aunque también hay hoteles super baratos como el de shibuya (míralo en guía foodie). También puedes alojarte (si te apetece) en los clásicos "Ryokan" que también están en booking; algunos de ellos tienen "onsen" (baños típicos japoneses). A mí no me apeteció alojarme en ryokan porque prefiero la comodidad occidental.
5) te aconsejo que lleves siempre internet en el móvil porque es muy necesario para todo. Yo compré esta tarjeta que ofrece datos indefinidos durante 8 días por 18€. También está la Holafly 8 días por 34€, 15 días por 44€.
6) Si necesitas cambiar dinero allí, los mejores sitios son los 7eleven aunque también hay cajeros donde puedes sacar dinero pero con Comisiones claro. Aconsejo llevar dinero en metálico que es lo que más se utiliza.
7) Te aconsejo que te descargues un traductor en el móvil. Te resultará útil. Yo me descargué itranslate para mostrarles palabras y frases en japonés; por ejemplo: "apague la calefacción" que decía yo en cuanto me subía al taxi. Ten cuidado porque puede tener algún coste esta App.
8) Bájate la aplicación Hyperdia al móvil. Es super práctica para mirar horarios y destinos de los trenes. Tiene la función en inglés
9) Para viajar a Japón no es necesario visado y tampoco es imprescindible llevar un seguro, pero yo te aconsejo que sí vayas con seguro. Yo viajé con el seguro que me proporciona la tarjeta de crédito con la que pagué los billetes. Mira siempre bien las coberturas y, si no te parecen suficientes, este seguro está muy bien, tiene varias modalidades y varios precios. Intermundial 
10) El navegador tiene la comodidad de que introduciendo el número de teléfono de tu destino (castillo, templo, restaurante, hotel...) te lleva sin problema. No tienes que introducir direcciones ni nada más complicado. Funciona de maravilla. En UK funciona igual con Códigos Postales.
11) Si quieres puedes dar propinas pero, si no las das, no pasa absolutamente nada. Nadie te mira mal ni les parece raro.
12) ¡Cuidado! las señales de STOP no son como las de Europa. Parece un "ceda el paso".
13) Si vas a ir en taxi, te costará que entiendan adonde vas. Llévalo escrito en japonés, o enséñales en el movil la dirección en un mapa; aún así nos hemos tenido que bajar de algún taxi porque han sido incapaces de ver y entender adónde queríamos ir. No saben inglés. 
14) Las máquinas expendedoras de tickets en las estaciones de metro y de tren tienen un botón donde puedes cambiar el idioma (incluso a español) gracias a Dios.
15) La bajada de bandera en los taxis cuesta 4.80€. El resto de transporte, saliéndote del JR PASS, los metros y buses, el precio es muy parecido a España.
16) En cuanto a los restaurantes, ya he comentado que, aunque existe una App (Tableall) para poder hacer reservas no están todos los restaurantes; las web imposibles porque están casi siempre en japonés. Puedes intentar que te hagan las reservas desde recepción (en el hotel). O directamente ir (lo que llaman el walk in) y hacer la cola que suele ir rápida y están bien organizadas.

CURIOSIDADES

1) En los taxis se abre sola la puerta (siempre la misma, la trasera izquiera) y también la cierran ellos. Así que ten cuidado cuando te aproximes porque te la abren en las narices y ten cuidado al subirte porque a mí me pillaron una pierna que aún no había metido🙈.
2) Los taxis llevan todos unas fundas como de ganchillo muy graciosas y... eso sí... IMPECABLES!
3) Siempre hay una bandejita entre el cliente y el taxista, dependiente, etc. Ahí debes dejar el dinero y ellos lo cogen y ahí mismo te dejan las vueltas; lo del contacto físico no va con ellos. También suelen llevar muchos mascarilla y algunos hasta guantes (taxistas, conductores...). Lee este artículo que viene al caso (lo leí a la vuelta y confirma esto que digo)
4) Las calefacciones en todas partes están fortísimas. En los trenes y metros sale por debajo del asiento y llega a resultar agobiante. En los taxis también demasiado calor.
5) Los dulces son riquísimos y tienen infinidad de variedades diferentes a las del resto del mundo donde he estado. Chuches, tartas, pasteles, chocolates por todas partes y muy ricos. Vete a D. Quijote en Osaka y fíjate en las estanterías dedicadas a las chuches. Lo mismo ocurre con las panaderías; no sé de qué forma elaboran los panes que son riquísimos todos: molde, barra, etc. Desde luego los japoneses son grandes reposteros/panaderos.
6) Si pides un refresco con hielo viene el vaso lleno hasta arriba pero si lo pides sin hielo, te lo traen como a 3/4 de vaso; ¡una cosa absurda!
7) En muchos sitios hemos comido lo que nos han servido, lo que han entendido (nada parecido a lo que queríamos) porque ha sido imposible entenderse con ellos, ni la carta ni nada.
8) La mayoría de los restaurantes están en plantas altas de CC. ¡Nos ha costado mucho encontrarlos!
9) No puedes reservar en casi ningún restaurante por varios motivos: o no aceptan reservas, o abres la web y está solo en japonés, y porque no hay una plataforma buena de reservas (como nuestro "el tenedor"). Lo mejor es que digas en recepción del hotel que llamen y averiguen si aceptan reservas. El tema de las colas lo tienen muy organizado, te sientas en un banco y van corriendo según van entrando los de delante.
10) los parkings subterráneos de C. Comerciales y grandes superficies tienen una plataforma metálica encima de los coches. Es decir, hay 2 pisos en cada planta. La falta de espacio es un problema en este país.
11) en Osaka hay autobuses gratis a IKEA👍desde los Centros Comerciales.
12) El límite de velocidad en las autopistas es de 70Km/h casi siempre y, en ocasiones, 80Km/h y los peajes son carísimos y numerosos.
13) Nos hemos encontrado facturas en restaurantes (fuera del circuito turístico) que no tenían ni números. Todo, todo, todo en japonés.
14) Hay parkings exteriores donde pagas a la salida en una máquina. Cuando llegas a tu plaza se activa una especie de cepo en el eje entre las ruedas que te impide mover tu coche para que no puedas irte sin pagar,  En cuanto pagas, introduces el número de plaza, y se desactiva eso. Es un buen sistema pero no sé si aquí funcionaría; la gente saltaría el cepo acelerando, seguro!!!.
15) Son muy organizados y por ejemplo es muy práctico que en las estaciones de tren en el suelo del andén aparece pintado el lugar exacto donde colocarte porque ahí es donde va a parar tu vagón. En esos trenes kilométricos está francamente bien saber cuanto tienes que andar por el andén hasta llegar a la puerta de tu vagón.
16) Los retretes son de máxima tecnología. Llenos de botones con todo tipo de chorros. La tapa está caliente y, en muchos de ellos, las tapas se levantan cuando te acercas. (mira el video)
17) Las amenities en los hoteles son variadísimas y numerosísimas. ¡Qué cantidad de cosas y muchas de cada!
18) La comida callejera es una práctica habitual en cada pueblo o ciudad. Ellos comen muy a menudo ahí. Son como nuestras ferias de pueblo, puestecitos abarrotados de cosas diferentes pero no demasiado raras. No te encuentras bichos ni cosas de esas...
19) Son geniales los escaparates de los restaurantes, donde te exponen algunos de sus platos hechos de cerámica o plástico pero que parecen realmente de verdad.
20) En muchos restaurantes hay unas maquinitas a la entrada en donde haces tu pedido. Las maquinitas hablan inglés y tienen fotos, aunque aún así, es un poco lioso. Y también hay infinidad de maquinitas por las calles expendedoras de cosas, más las maquinitas de juegos de los barrios chulos de tokio y osaka.
21) En los templos te tienes que descalzar siempre, lo cual es un incordio (y más si vas con zapatillas con cordones). Dejas tus zapatos en unos casilleros y recorres el templo descalzo o, a veces, te facilitan unas zapatillas. Me parecen más prácticas las calzas de plástico de las mezquitas. Pero esta sí es una costumbre que me gustaría aplicar a mi casa; todo estaría más limpio.

OBSERVACIONES

1) Casi nadie habla inglés, parece ser que es por una cuestión de considerarse superiores y autosuficientes y sin necesidad de aprender otro idioma diferente al suyo. Se manejan con un aparatito al que hablan y hablas que hace de traductor. Ni siquiera en una agencia de alquiler de coches había nadie que hablara inglés; ¡para mí es un atraso que te aísla! y ellos que se consideran tan superiores y avanzados...
2) La comida me ha parecido cara. Los supermercados son caros (sobre todo bebidas y frutas) y los restaurantes -por lo general- también.
3) Los japoneses me han parecido como un poco contrasentido; avanzados por un lado pero cutres por otro; algo que no casa mucho. Tecnológicamente son lo más, pero luego por ejemplo te encuentras restaurantes en unos garitos de muerte que en España no estaría ni autorizado tener ahí un restaurante. Sitios muy cutres en sótanos sin ventilación (aquí sería impensable) y donde el servicio deja mucho que desear, se te van acumulando los platos en la mesa y las cosas sucias. ¡No recogen!; es un poco esa dejadez de la que hablo. Las grandes ciudades son feas, no tienen árboles y la estética no va con ellos. 
4) Está permitido fumar en algunos locales (PUAJ!). En aeropuertos hay espacios destinados a ello. Y, lo más curioso de todo, en la calle cerca de estaciones, en vez de fumar en la calle, hay un cubículo acondicionado y se meten ahí todos a fumar, en vez de fumar tranquilamente en la calle. Los estancos son muy parecidos a los españoles; pero con unos marlboro rarísimos y muy distintos a los del resto del mundo (yo soy ex-fumadora pero llama la atención).
5) Me extrañó los pocos coches que había en tokio (ciudad con 13M habitantes). En los semáforos, cuando vas a cruzar, te dan ganas de cruzar en rojo porque no hay casi coches pasando. Esto se debe a que los coches circulan por unos scalextric en varias alturas que recorren las ciudades a modo de M-30, M-40. Esto descongestiona las calles pero hace que sean feísimos los barrios por donde pasan esos scalextrics por delante de las viviendas en varias alturas. 
6) Te llamará la atención que siempre hay alguien gritando por la calle: en los mercados, en los cruces, en el tren, en el metro. Siempre hay altavoces con alguien diciendo algo...¡resulta desagradable!
7) Los zapatos y calcetines que llevan con los kimonos no me parece a mí que sean nada cómodos. Si te fijas en ellas caminan todas con los pies torcidos!. ¡Debe ser incomodísimo!
8) Son tecnológicamente muy avanzados en muchas cosas pero en otras parece que no. Por ejemplo, fíjate en los tendidos eléctricos de las calles y los postes con esos inmensos y gordísimos cables vistos ¡feísimo! y también resulta extraño que en mitad de una ciudad haya un paso a nivel con barrera para ir andando a uno de los templos más importantes ¿cómo no está soterrado ese tramo del tren o cómo no hay un paso subterráneo para los peatones?. Pues no...la multitud de turistas tienen que cruzar andando por encima de las vías.
9) Son una sociedad individualista, en la mayoría de los restaurantes te sientas frente a una pared/barra. A mí me parecieron poco alegres y siempre durmiendo (en el metro, en la caseta del JR Pass, etc...). Me pareció (después de observarles durante 11 días) que son poco operativos y poco resolutivos. Cada trabajo lo hacen entre 2 personas y eso al final ralentiza el trabajo y hace que se formen colas inmensas en todos sitios, pero se traduce en que sólo tienen un 2% de paro.¡ Me gustaría verles detrás de una barra en cualquier bar de Madrid a ver cómo se las apañan!😂sólos ante una multitud pidiendo de todo. Hay trabajo para todos: en los pasos de cebra cercanos a lugares turísticos hay una persona en cada extremo del paso con un palo reflectante...¿para qué? para indicarte por dónde tienes que cruzar y que no te descarriles.... Son lentos y poco habilidosos, además de que se escaquean en cuanto pueden (¿vagos?). También he observado que tienen poca seguridad en sí mismos y todo lo tienen que chequear 2 veces (hacen un double check con todo) y eso pone muy nervioso al cliente extranjero, al menos al cliente español, o al menos a mi😂y es otro motivo de que haya tantas colas. Esta inseguridad, y tanto chequear es la única manera de que no se equivoquen y por eso deben hacerlo... porque seguramente si se equivocan se quedan sin trabajo. ¿pero entonces cómo una sociedad tan poco operativa es la 3ª potencia mundial? ¡yo no me lo explico! ¿Será por su industria automovilística y tecnológica donde estarán sólo los mejores?. Me parece una cultura diametralmente opuesta a la nuestra y eso es de lo que más me ha gustado del viaje. Vivir la experiencia de imbuirme en su vida y sus costumbres y descubrir que hay culturas que parecen de otro planeta. A la vuelta he leído este artículo que ha caído en mis manos. Léelo porque confirma mis observaciones. 
Por otro lado son extremadamente pulcros (de ahí que sean tan escrupulosos, casi enfermizo) pero esto es bueno porque todo está impecable; los baños públicos por ejemplo. Y también son muy amables... intentan ayudar aunque sea por signos o acompañándote adonde quieres llegar y no sabes por donde (no todo iba a ser malo...).
10) De vuelta en Madrid y tratando de buscar la deliciosa tarta de fresas y nata japonesa, me he encontrado con este artículo. Con razón estaba por todas partes y hasta tiene su icono en Whatsapp. 🍰


VIDEO de tips, curiosidades, observaciones
📹

MAPA